viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara

Bucarest y Transilvania en 4 días: ruta en coche por Rumanía

Hacer un roadtrip por un país de Europa del Este en pleno invierno puede parecer una misión algo complicada, sobre todo si no estás muy acostumbrado a la nieve, como es nuestro caso. No obstante, te aseguramos que tomando algunas precauciones necesarias, no es una idea tan loca como podrías pensar en un primer momento, y para demostrártelo hemos decidido explicarte todo con detalle en este post. Si visitas Rumanía próximamente, ya sea en invierno o en verano, esperamos que toda esta información te sea de gran ayuda.

En este post intentaremos solventar todas esas dudas que a nosotros nos surgieron cuando nos planteamos alquilar un coche para recorrer Transilvania y Bucarest a finales de enero: ¿cómo son las carreteras en Rumanía? ¿Podré encontrar carreteras cortadas por la nieve? ¿Tendré que pagar peajes?. Por supuesto, también te contaremos cuál fue nuestra ruta durante los 4 días completos que pasamos conociendo este bonito país.

¡Empezamos!

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasov

Alquilar un coche en Rumanía: nuestra experiencia con Autoclick 

Siempre que nos planteamos alquilar un coche durante un viaje, comienzan los quebraderos de cabeza: que si te ofrecen un buen precio al principio y luego acaba siendo el triple, que si que acabas contratando una cosa y al final te dan gato por libre, que si tienes que leerte con lupa la letra pequeña.. y así, infinidad de problemas.

Por eso, cuando se nos presentó la ocasión de colaborar con la compañía de alquiler de coches, AutoClick, nos pusimos super contentos porque habíamos escuchado muy buenas referencias de ella. Y aunque en este caso no tuvimos que pagar nada por el alquiler del vehículo por tratarse de una colaboración, nos apetece dar nuestra opinión, que por supuesto va a ser igual de sincera que si lo hubiéramos pagado nosotros.

AutoClick Rent a Car es una empresa de alquiler de coches europea que posee sede en España. Son muy conocidos por ofrecer vehículos a precios competitivos y porque la mayoría de su flota posee Wifi gratuito.

Nosotros siempre que alquilamos un coche tenemos claro algunos aspectos que para nosotros son fundamentales para decidirnos por un compañía u otra: precio asequible, vehículo en buen estado, seguro a todo riesgo económico, depósito lleno-lleno y kilometraje ilimitado. AutoClick cumplía con estos requisitos y además añadía el Wifi (con sistema de navegación incluido), ¡qué más se puede pedir!

El coche de cortesía que a nosotros nos proporcionó AutoClick fue un Dacia Lodge (ya verás que la marca Dacia es omnipresente en Rumanía). Además de lo espacioso que era, hubo algo de nuestro coche que nos terminó de enamorar: los asientos calefactables. Y es que con temperaturas que no superaron en ningún momento los cero grados, mantener la espalda y el culete calentitos es algo que se agradece muchísimo.

Autoclick posee su oficina al lado del aeropuerto de Bucarest-Otopeni, y poseen un servicio de shuttle gratuito que se ocupa de trasladar a sus clientes. Nosotros por ejemplo llegamos a Bucarest de madrugada y nos fuimos a dormir a nuestro hotel sin recoger el coche. A la mañana  siguiente, los chicos de Autoclick nos recogieron con el shuttle en nuestro alojamiento y nos llevaron a sus oficinas para proceder a la entrega del coche.

La verdad es que nuestra experiencia con AutoClick Rent a Car fue muy positiva, y por eso es una compañía que recomendamos sin ninguna duda. De hecho, tenemos clarísimo que para el próximo roadtrip que hagamos por Europa, escogeremos alquilar el coche con AutoClick.viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest autoclickviaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest autoclickviaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest autoclick

Conducir en Rumanía: algunas recomendaciones

A continuación te enumeramos algunos datos y recomendaciones que deberías tener en cuenta antes de hacer ese ansiado roadtrip por Rumanía:

– Si eres español, para conducir en Rumanía es recomendable que dispongas del permiso de conducción internacional, o al menos eso dice la teoría. En la práctica, con que presentes el carné de conducir español suele ser suficiente (nosotros lo hicimos así y no tuvimos problemas).

– Tal y como ya te mencionamos en el primer post que publicamos sobre nuestro viaje a Rumanía, si viajas al país en invierno no estaría de más que estés pendiente de la previsión meteorológica. Aunque en Europa del Este están muy acostumbrados a la nieve y la vida diaria no se paraliza porque caigan algunos copos, es cierto que si llega un temporal o cae demasiada nieve durante muchos días seguidos, probablemente las quitanieves no den abasto y algunas carreteras de Transilvania tengan que ser temporalmente cerradas al tráfico, como podrían ser las carreteras que van al Castillo de Bran o al de Peles. Pero tampoco te preocupes en exceso por ese tema, porque a nosotros nos estuvo nevando 4 días enteros sin parar y no encontramos ninguna carretera cortada. Eso sí, durante esta época del año es imprescindible que alquiles las cadenas para el coche, porque aunque los vehículos ya vengan con neumáticos de invierno, no está de más llevarlas por si acaso al final tienes que usarlas. Nosotros no llegamos a ponérselas al coche (también porque teníamos cuidado de no meternos en zonas muy cubiertas de nieve), pero nunca se sabe si puedes verte en apuros y llegar a necesitarlas.

– A excepción de la autovía que lleva hasta Bucarest, la mayor parte de las carreteras por las que nosotros circulamos en Transilvania fueron las típicas secundarias de un solo sentido. Las carreteras en Rumanía no están en las mejores condiciones del mundo, así que vete preparado para encontrarte en algunos tramos socavones gigantes que serían capaces de tragarse un camión cisterna enterito.

– Antes de viajar a Rumanía leí en miles de blogs que los rumanos conducen como locos, y esto es cierto… en parte. Comparado con países del sudeste asiático o con Marruecos, los rumanos conducen maravillosamente bien. Si los comparamos con el resto de Europa… ahí sí ya cambia la cosa, pero tampoco creo que sea para tanto. A los rumanos les gusta hacer adelantamientos extremos, de esos que acabas conteniendo la respiración porque parece que no le va a dar tiempo de volver a su carril. Por un lado es comprensible, porque recorrer cientos de kilómetros a ritmo de tortuga solo porque te ha tocado circular detrás de un camión… desespera, y mucho. Pero vamos, que ya verás que a los rumanos no les va eso de ir lentos, porque a la mínima que pueden se ponen a 120km/h, se saltan tres líneas continuas y adelantan a cinco camiones y tres coches, y tan contentos. ¡Ah, y les encanta pitarte si creen que circulas a una velocidad que ellos consideran demasiado lenta!

– Los perros callejeros son una triste realidad en el país, y muchos de ellos viven en las afueras de pueblos y ciudades. No te será difícil verlos en los arcenes de las carreteras, buscando alimentos o simplemente caminando. A veces algunos cruzan, y si vas muy rápido puedes acabar atropellándolos, así que por favor, reduce la velocidad cuando atravieses núcleos de población.

– Debido a todo lo que te he mencionado en los tres puntos anteriores, ten precaución mientras estás al volante en Rumanía. Ya sabes que más vale llegar tarde que no llegar. Y ten en cuenta que siempre vas a tardar más tiempo del que calculabas en cubrir las distancias, ya sea por el estado de las carreteras, porque estas se encuentran muy llenas de coches, o porque las condiciones meteorológicas no son las mejores.

– Verás que en Rumanía hay señales que te advierten de la presencia de radares de velocidad casi en cualquier rincón… pero por lo que me contaron, y según lo que comprobé por mí misma, la mayoría de ellos son radares fantasma. Es decir, que no existen, en realidad no hay nada, pero ponen los carteles para que la gente tenga miedo y deje de pisar tanto el acelerador. Pero no te confíes, porque a veces sí que encontrarás a algunos policías controlando la velocidad y multando a aquellos que excedan los límites.

– Y hablando de policía y de leyes. En Rumanía son muy estrictos con el nivel de alcohol al volante, que es cero patatero. Así que mientras estés en el país, nada de conducir después de tomarte la cervecita del almuerzo.

– Para circular por Rumanía necesitarás una viñeta que te de permiso a usar las carreteras nacionales. Si alquilas el coche dentro del país, como hicimos nosotros, esta viñeta ya te viene incluida y no tendrás que preocuparte de nada más. Por el contrario, si entras en Rumanía con tu propio coche, deberás comprarla; tengo entendido que es muy baratita, aunque no te puedo dar más información sobre ella porque no tengo ni idea. Eso sí, teniendo la viñeta podrás despreocuparte de pagar peajes, a no ser que quieras cruzar el río Danubio o usar la carretera que va desde Giurgiu a Bulgaria (son los únicos dos peajes que hay en todo el país).

– El tema aparcamiento en Rumanía es bastante fácil. En la mayor parte de los pueblos y ciudades de Transilvania, si quieres aparcar en el mismo centro/casco histórico deberás pagar, pero los precios son muy económicos. Cuando se trata de aparcar en plena calle, generalmente por una hora te cobran unos 2 lei (unos 50 céntimos de euro al cambio); cuando hablamos de recintos al aire libre que funcionan como parkings privados y cuentan con vigilancia privada, no te pedirán más de 5 lei por un par de horas. Algo importante: cuando tengas que estacionar en la calle y pagar en las máquinas, procura llevar SIEMPRE encima monedas, porque la máquina no acepta ni billetes ni tarjetas. Las monedas no son tan habituales en Rumanía, así que cuando consigas algunas no quieras quitártelas de encima y guárdalas para pagar el parking.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest

Ruta de 4 días por Bucarest y Transilvania

Bucarest siempre suele ser el punto de entrada y salida de todos lo que visitan Rumanía, por lo que la ruta tradicional que escogen los viajeros es circular y generalmente abarca Bucarest (obvio) y algunos de los pueblos y ciudades más conocidos de Transilvania. Nosotros distribuimos nuestra ruta de la siguiente manera (para ver el mapa más grande, haz click sobre él):

Día 1: Sinaia (Castillo de Peles) – Castillo de Bran –  noche en Brasov

Día 2: Brasov – Sighisoara – noche en Mediaș

Día 3: Mediaș – Alba Iulia – noche en Sibiu

Día 4: Bucarest – de noche sale nuestro avión de vuelta a Barcelona

mapa rumania 4 dias bucarest transilvania

Al igual que nos pasó cuando hicimos el roadtrip de los Midi-Pyreneés (Francia), en este primer contacto con Rumanía no quisimos guiarnos por la típica lista que solemos hacer cada vez que viajamos, en la que anotamos los lugares más interesantes de cada destino. Dado que se trataba de conocer encantadores pueblos y ciudades de reducido tamaño, en esta ocasión preferimos dejarnos llevar un poco, improvisar, y distribuir nuestras horas de viaje según nos fuera apeteciendo durante el día.  Por eso, en este post que no te vamos a contar todo lo que puedes ver y hacer en los pueblos y ciudades de Transilvania, porque nosotros no planteamos el viaje de esa manera.

Por lo tanto, hemos decidido que vamos a contarte nuestra ruta en forma de breve diario. En lo que respecta al tema fotográfico, ya hemos mencionado en otros artículos que en nuestro blog nosotros somos fieles a la idea de NO querer mostrarte demasiadas fotos, porque consideramos una aberración que antes de visitar un lugar ya prácticamente sientas que lo conoces por tantas fotos que has visto. No obstante. en esta ocasión, vamos a escribir un poco menos y vamos a dejar que las imágenes hablen por sí solas, que seguro que se expresan mucho mejor que yo (eso sí, mostrándote siempre lo justo).

DÍA 1. Primera parada de nuestra ruta por Transilvania: la ciudad de Sinaia, parada imprescindible porque en ella se ubica el impresionante Castillo de Peles. Nosotros decidimos no entrar, porque es realmente grande y visitar su interior puede llevar bastante tiempo, pero estoy segura de que tiene que merecer la pena.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest

Muy recomendable sería tomarte un par horas para pasear por el centro de la bonita Sinaia. Mención especial merece el Monasterio de Sinaia, que aunque por dentro en pequeñito, posee unos frescos preciosos (la entrada general al monasterio cuesta 5 lei, si eres estudiante solo 2 lei).

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest

Después de circular por una carretera en muy mal estado, llegamos al Castillo de Bran, ubicado en lo alto de una roca. Aunque se le conoce como el Castillo de Drácula, esto solo es un reclamo turístico, puesto que Vlad Tepes (príncipe rumano en el que se inspiró Bram Stoker para crear a Drácula) nunca llegó a vivir aquí. En realidad el Castillo de Bran es una mansión medieval en la que residió la reina María de Rumanía. Si quieres visitar el interior debes pagar una entrada de 40 lei (un poco caro para tratarse de Transilvania, pero si eres estudiante solo pagas 25 lei). Nosotros decidimos entrar porque es más pequeño que el de Peles y sabemos que nos va a llevar menos tiempo visitarlo. No obstante, aunque su interior es bonito, tampoco es algo imprescindible.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarestviaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest

Llegamos a Brasov ya de noche, y después de dejar nuestras maletas en la pensión, nos vamos al casco antiguo de la ciudad para pasear un rato y buscar un sitio donde cenar. Justo cuando vuelve a empezar a nevar con fuerza, entramos en el restaurante Le Ceaun, ubicado en la misma Plaza del Ayuntamiento (Piata Sfatului). Nos dan la mejor mesa que hay en el local, la que está justo al lado del ventanal, y probamos nuestra primera comida rumana mientras observamos como cae la nieve sobre Brasov. ¡Es un momento mágico!

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasov

DÍA 2. Después del desayuno en la pensión, volvemos a la Plaza del Ayuntamiento para callejear un poco ya bajo la luz del día. En esta ocasión  visitamos también la Iglesia Negra (Biserica Neagră) y la preciosa Iglesia de San Nicolás y su cementerio ortodoxo.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasovviaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasovviaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasov viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasov

Antes de marcharnos de Brasov nos paramos a contemplar las vistas de la ciudad desde la Torre Blanca (Turnul Alb). Y, por supuesto, nos detenemos también a admirar ese cartel de Brasov al más puto estilo hollywoodiense (aunque con toda la nieve que hay en la colina, cuesta localizarlo).

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest brasov

A la hora de comer llegamos a Sighisoara, la que sin duda se convierte mi ciudad favorita de Transilvania. Tan pequeña y tan colorida, ¡me encanta! Pasamos la tarde paseando recorriendo con calma sus empinadas callejuelas. No te puedes perder la Catedral Sf. Treime y las vistas de la ciudad desde el puente que está al lado de la iglesia.viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara

Quizás la atracción más conocida de Sighisoara sea la Casa de Drácula. No se sabe con certeza si realmente Vlad Tepes nació aquí, lo que sí es seguro es que Vlad Dracul, padre de Tepes, residió en este edificio, tal y como reza una placa en la fachada. En la actualidad la casa ha pasado a ser un restaurante (que tiene fama de ser un poco caro y de no ofrecer la mejor comida). Sinceramente, me parece fatal que un patrimonio que parece ser tan importante para Sighisoara, haya acabado explotado en un sector que no tiene nada que ver con la historia del lugar donde se ubica…

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara

Al lado de la Casa de Drácula se encuentra la famosa Torre del Reloj, visible desde casi cualquier parte de la ciudad. Dicen que a cada hora suena el reloj de la torre y salen las figuritas a bailar,aunque nosotros no llegamos a verlo ni a oír las campanadas. Y prometo que no hemos probado esos famosos licores rumanos, vamos totalmente sobrios😂

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest sighisoara

Nos quedamos con muchas ganas de callejear aún más por el casco antiguo de Sighisoara, pero se hace de noche pronto (es lo que tiene el invierno) y el frío comienza a ser más insoportable, así que decidimos coger el coche y dirigirnos hacer el pueblo de Mediaș, donde se encuentra la pensión que hemos reservado para pasar la noche. Si tú tienes más tiempo que nosotros, no te pierdas la Plaza de la Ciudadela y la Escalera de los Escolares.

DÍA 3: damos un paseo rápido por una Mediaș cubierta de niebla, pero no podemos entretenernos demasiado porque nos esperan varias horas de camino hasta llegar a Alba Iulia, nuestra siguiente parada.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest Mediaș

Llegamos a Alba Iulia un poco antes de mediodía, y estacionamos el coche en un parking gratuito que está ubicado justo al lado de la atracción más conocida de la ciudad, la ciudadela Alba Carolina. Se trata de una fortificación en forma de estrella de siete puntas que posee una extensión de 12 kilómetros y cuenta con seis puertas de acceso.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania alba iulia

En el interior de la ciudadela podríamos decir que se encuentra el corazón del casco antiguo de la ciudad, por lo que un largo paseo por él es una actividad imprescindible. Alba Iulia es muy importante para los rumanos, ya que fue en esta ciudad donde se firmó la unión entre la antigua Transilvania y el Reino de Rumanía, dando lugar al país que conocemos hoy día. El sentimiento nacional en esta ciudad es muy fuerte, y no te extrañe ver a locales portando con orgullo sus banderas.

¿Recuerdas a María de Rumanía, la reina que residió en el Castillo de Bran? Pues ella y su marido, Fernando I, fueron coronados en Alba Iulia, en la impresionante Catedral de la Coronación. Una visita que no te puedes perder.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania alba iulia viaje rumanía ruta 4 dias transilvania alba iulia

A la hora de comer toca volver a conducir para llegar hasta Sibiu, nuestra última parada en la región de Transilvania. Aunque el día amaneció gris y con nieve, a medida que avanzan las horas el astro rey parece adueñarse de cielo, ocasión que aprovechamos nada más llegar a Sibiu para subir a la Torre del Consejo (2 lei por persona) y así obtener unas bonitas vistas de la ciudad.

Por cierto, muchas casas en Sibiu parecen tener ojos… ¿Los ves? Si no, no te preocupes, que no cunda el pánico, Íker Jímenez ya va camino a Sibiu para analizar dicho fenómeno y poder contarlo al mundo.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania sibiu

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania sibiu viaje rumanía ruta 4 dias transilvania sibiu

Al igual que en el resto de ciudades, pasamos la tarde callejeando sin rumbo por Sibiu. Ten ciudado de no contar ninguna mentira mientras vas cruzando el Puente de los Mentirosos de Sibiu… Y es que, según cuenta la leyenda,  este pequeñito puente se podría derrumbar si alguien que lo va cruzando dice un mentira.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania sibiu

DÍA 4: dejamos Transilvania con penita en el corazón, y ponemos rumbo a Bucarest sin ser conscientes aún de la que nos espera. Resulta que, según la empresa TomTom (sí, la que fabrica los gps para automóviles), Bucarest tiene el gran honor de ser la ciudad con peor tráfico de toda Europa, por delante de ciudades como Londres y París. Pero de este pequeño detalle nosotros no nos enteramos hasta que llegamos a Bucarest y nos vemos inmersos en una espiral de atascos, semáforos en rojo y personas tocando la bocina como locos a la mínima que tienen ocasión.

Sin embargo, nosotros, como buenos españoles, respiramos hondo y decidimos tomarlo con filosofía (que si uno se coge nervios innecesarios luego salen arrugas). Decidimos casi sobre la marcha (y guiados un poco por el congestionado tráfico del momento) que nuestra primera parada sea el Cementerio Bellu, un monumental camposanto en el que descansan los restos de aristócratas, artistas y demás personas ricas e influyentes de Rumanía. Yo siempre he pensado que los cementerios tienen una magia especial y me gusta pasear por ellos y admirar las auténticas obras de arte que puedes encontrar allí. A Jonás no le va demasiado eso del necroturismo… pero me acompaña igualmente❤

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest cementerio bellu

Después de nuestra primera visita, decidimos aparcar el coche cerca del centro para ya olvidarnos de él y del maldito tráfico y poder ir tranquilamente a pie. Pero una vez más, una tarea tan sencilla como esa se convierte en toda una odisea. Cuando por fin encontramos un hueco para estacionar el coche, nos sentimos tan hartos de lidiar con el caótico tráfico que decidimos ir a comer algo para quitarnos el mal sabor de boca (barriguita llena, corazón contento). Por cosas del destino acabamos aparcando muy cerca del restaurante de comida tradicional más famoso de Bucarest, el Caru cu Bere, y decidimos ir antes de tiempo a almorzar. ¡A buena hora! Perdemos muchísimo tiempo dentro de este restaurante y la verdad es que la sensación final resulta un poco agridulce… El lugar es espectacular y la comida se nota que es de calidad, pero para ser Rumanía el precio es bastante elevado, y eso que pedimos comida muy sencilla. Las raciones son muy escasas, hasta el punto que pidiendo un entrante y dos platos principales aparentemente contundentes, nos quedamos con hambre. Lo que más nos molesta es que los platos tardan en llegar una eternidad, y el postre directamente nunca llega. Al final perdemos una hora y media por comer aquí y tampoco es que salgamos muy satisfechos…

Dado que se nos ha hecho un poco tarde, decidimos no perder tiempo callejeando por el centro e ir directamente en coche a ver la joya de la corona de Bucarest, el colosal Palacio del Parlamento Rumano, uno de los parlamentos más grandes del mundo. Se erigió bajo el mandato del dictador comunista Nicolae Ceaușescu, que quería hacer de este edificio una versión aún más grande del Palacio de Versalles. Si has estado en Budapest y te impresionó su parlamento, creéme que este tampoco te dejará indiferente. ¡Es sencillamente espectacular! Para visitar su interior, debes reservar cita previa por internet.

viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest  viaje rumanía ruta 4 dias transilvania bucarest 

Y así acaba nuestra corta visita a Bucarest. El horrible tráfico nos jugó una mala pasada, pero ya sabemos todos que a veces estando de viaje surgen imprevistos que pueden arruinarte un poco los planes, y eso es lo que nos pasó sin duda durante nuestras últimas 24 horas en Rumanía. Fíjate si fue un día raruno, que pese a tener el aeropuerto a dos pasos de la ciudad y pese a contar con bastante tiempo de antelación para el desplazamiento hasta el aeropuerto, al final acabamos llegando por los pelos. Un poco más, y perdemos el avión. ¡De locos!

Nos faltó tanto por ver en Bucarest, que tengo muy claro que debo volver en un futuro próximo. La verdad es que aunque la capital de Rumanía no resulte atractiva para muchos turistas, a nosotros nos gustó muchísimo. Creemos que ese apodo de “la París del Este” le viene perfecto, y es que Bucarest combina rincones modernos con preciosos edificios señoriales y antiguos que se distribuyen a los lados de anchas e interminables avenidas. Tiene un encanto muy bonito, que quizás tome un poco de tiempo apreciar.

Sin duda Rumanía ha sido todo un descubrimiento viajero. La colorida y salvaje Transilvania nos conquistó y la incomprendida Bucarest nos dejó con ganas de más. Aunque no haya sido el tipo de viaje que a nosotros nos gusta hacer, un poco más calmado y organizado, lo disfrutamos muchísimo y es un destino que recomendamos al 100%.

Esperamos que te haya gustado nuestro post. Generalmente no acostumbramos a contar nuestros viajes utilizando el formato del “diario personal” porque creemos que proporciona menos información y no sirve de tanta utilidad al lector, pero dadas las condiciones de este roadtrip, creemos que era la única manera posible de escribir sobre él. Si tienes cualquier duda sobre planificar tu viaje a Rumanía, no dudes en preguntarnos en los comentarios o en contactarnos a través de nuestras redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter).

¡Hasta la próxima, viajeros! 😀

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 VIAJA CON LIBERTAD

Otros artículos que te pueden interesar

Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

No hay comentarios

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove