nueva york comer restaurantes baratos

Dónde comer en Nueva York: restaurantes buenos y “baratos”

En el último post en el que te contábamos cómo preparar un viaje a Nueva York, ya te advertimos de que (dejando a un lado el polémico asunto de las propinas) comer en la ciudad es bastaaante caro. Hoy venimos a hablarte de los restaurantes más baratos que probamos en Nueva York. Por supuesto, solo mencionamos aquellos donde la comida era buena, ya que si hubo alguno que no nos gustó tanto… mejor omitirlo, ¿no?😅

¿Preparado para empezar a salivar?

1. Shake Shack

Todo un clásico de la comida rápida neoyorkina: verás mil locales de Shake Shack por toda la ciudad. Sus productos me recuerdan mucho al estilo de los que vende la cadena The Good Burger en España: hamburguesas pequeñitas hechas con una especie de pan de bombón que están para morirse de ricas.

Además de las hamburguesas ofrecen perritos calientes, papas fritas, batidos y postres. Es un local muy informal, como la mayoría de restaurantes de comida rápida, en el que pides lo que quieres comer en el mostrador y una vez te lo sirven, te lo llevas a la mesa.

Lo mejor: las hamburguesas, ¡están riquísimas! Ahora mismo, mataría por poder comerme un par…

Lo peor: el tamaño de las hamburguesas es bastante ridículo, sobre todo si lo comparamos con el tamaño medio de la comida en Nueva York, donde se come siempre a lo GRANDE. Si eres de buen comer (como es nuestro caso) con una hamburguesa y unas papas te quedarás con hambre. Además, no tienen la posibilidad de escoger diferentes tamaños, así que sí o sí tienes que acabar comprándote más comida para acabar satisfecho.

De Shake Shack no tenemos fotos, porque recuerdo que nos moríamos de hambre y devoramos la hamburguesa nada más llegó a la mesa🍔

2. Five Guys

Otro clásico estadounidense. También verás bastantes locales de Five Guys distribuidos por Nueva York. Sus hamburguesas, al igual que las de Shake Shack tienen muchísima fama dentro del ámbito de la comida rápida, y como no podía ser de otra manera, nosotros quisimos probarlas.

Lo mejor: el sabor de las hamburguesas y de las papas, ¡estaba todo buenísimo! Además, el tamaño tanto de hamburguesas como de papas era el adecuado. Que ofrezcan maníes (cacahuetes) gratuitos mientras esperas a que te sirvan la comida y que puedas rellenarte gratis la bebida cuantas veces quieras son puntos muy a favor.

Lo peor: la carne de nuestra hamburguesas estaba un poquito chamuscada, no sé si siempre la sirven así o es que esa vez se les fue un poco la mano. Aún así, estaban muy buenas (y las papas, riquísimas).

nueva york comer restaurantes baratos five guys

3. Nom Wah Tea Parlor (13 Doyers Street, China Town)

Dejamos por un momento el plato favorito de los norteamericanos para cambiar de continente: ¡toca el turno de Asia! Y es que durante nuestra jornada de compras por los barrios del Soho y China Town, a la hora de comer quisimos darnos un descanso de las hamburguesas y probar la comida asiática más popular en la zona. Escogimos para ello este restaurante chino un pelín escondido que tenía muy buenas opiniones en internet. ¡Y la verdad es que fue un acierto!

Lo mejor: ofrecen comida china de verdad, de la que realmente comes en los restaurantes en China. Dumplings fritos o en sopa, dim sum buenísimos… Y a un precio bastante bueno. Nos gustó mucho. Fue como volver a mi querida Macao por un par de horas.

Lo peor: el restaurante se abrió en el año 1920 por lo que es bastante antiguo. No tengo ni idea de cuándo hicieron la última reforma, pero sospecho que fue hace mucho, porque el local está pidiendo a gritos un lavado de cara importante. Pero la comida tan rica compensa el aspecto del local. Los platos que ves en la foto solo son la cuarta parte de lo que realmente pedimos, ¡nos pusimos las botas!

nueva york comer restaurantes baratos

4. Fluffy’s Cafe & Pizzeria (370W 58th St – 9th Avenue, Midtown)

Si buscas un lugar donde comer algo rápido y continuar con tu jornada de turisteo, este es un buen lugar para ello. Ubicada muy cerquita de Columbus Circle (esquina suroeste de Central Park), esta cafetería ofrece sandwiches y porciones de pizza a precios más que aceptables.

Lo mejor: la variedad de sandwiches y pizzas que tienen, entre ellas la famosa pizza de macarrones, un clásico estadounidense. Si eres estudiante y presentas tu carné, te hacen descuento.

Lo peor: no deja de ser la típica cafetería de Nueva York en la que puedes comer algo rápido sin perder mucho tiempo. La comida está buena pero tampoco es que sea una experiencia de otro mundo🙃

nueva york comer restaurantes baratos

5. The Flame

Ubicado justo enfrente del local anterior, se trata del típico diner norteamericano donde se sirve comida contudente a casi cualquier hora del día. Nosotros acudimos a The Flame a la hora de comer y, para variar, decidimos probar las hamburguesas.

Lo mejor: las hamburguesas son tan sencillas como se ve en la foto pero sabían realmente bien. Mis padres pidieron una especie de menú,que incluía una sopa de pollo de primer plato y espaguettis con gambas de segundo y también les gustó mucho.

Lo peor: yo me pedí como acompañamiento de mi hamburguesa batata frita (boniato) en lugar de papas, estaba riquisisisisísima y se nota que era cortada a mano. Pero Jonás se pidió papas y eran las típicas congeladas. Esto es algo que a nosotros nos da mucha rabia cuando vamos a comer a restaurantes: si las papas no son naturales, ya pierden mil puntos.

nueva york comer restaurantes baratos hamburguesa

6. Johnny Rocket’s (930 3rd Avenue, Midtown)

Este restaurante no estaba es nuestra lista y acabamos visitándolo por comodidad, ya que nos encontrábamos en las inmediaciones cuando nos dieron ganas de almorzar. ¡Y menudo descubrimiento! Es el típico local norteamericano ambientado en los años 40 que ofrece comida rápida de calidad.

Lo mejor: hamburguesas riquísimas, con un tamaño adecuado, y ese pan de bombón que les da un toque taaan bueno.

Lo peor: de nuevo las papas, aunque estaban riquísimas, creemos que eran congeladas.

nueva york comer restaurantes baratos hamburguesa

7. Times Square Diner (807 , 8th Avenue, entre 48 & 49 Street, Midtown)

Otro restaurante que nos encantó. A diferencia de los demás, aquí acudimos en dos ocasiones solamente a desayunar, pero es un diner, así que puedes ir también para almorzar o cenar.

Lo mejor: todo lo que pedimos estaba riquísimo (bagels, tortitas, gofres, tortilla, etc)🥞 No llegamos a probar las hamburguesas pero tenían una pinta increíble.

Lo peor: siempre que fuimos estaba a reventar de gente, así que es probable que tengas que esperar un poquito a que te den mesa.

nueva york comer restaurantes baratos

8. Barilla Restaurants

¿Harto de comer tantas hamburguesas? La cadena de restaurantes Barilla nos pareció una opción ideal para descansar de la comida rápida. Esta cadena de restaurantes posee varios locales en Nueva York y ofrece comida italiana riquísima. Una vez decides qué productos de la carta vas a consumir, los pides en la caja, los pagas y te vas a sentar; cuando estén listos, el camarero te los llevará a la mesa.

Lo mejor: la gran variedad de pasta e ingredientes que poseen. Las pizzas y las ensaladas también tenían un pinta inmejorable, pero nosotros decidimos pedir todos pasta, ¡para chuparse los dedos! Y a un precio realmente bueno. Volvimos un poco loca a la camarera pidiéndole pan y queso en polvo para aderezar la pasta y ni siquiera nos lo cobró.  Nos quedamos con ganas de repetir, lástima haberlo descubierto durante los últimos días del viaje y que no nos diera tiempo de volver.

Lo peor: si los platos fueran un pelín más grandes… ya sería la perfección absoluta🍝

nueva york comer restaurantes baratos

9. Route 66 SmokeHouse (46 Stone Street, Distrito Financiero)

Este restaurante nos pensamos mucho si incluirlo en esta lista o no, porque el precio es un poquito más elevado que la media de los locales que mencionamos en este post. Al final, nos hemos animado a incluirlo, por una razón de peso: aquí nos comimos la mejor hamburguesa que probamos durante nuestros días en Nueva York. ¡¡De 10!!🤤

Lo mejor: utilizan ingredientes de calidad para elaborar unas hamburguesas que te dejan sin aliento. Cada uno de nosotros se pidió una hamburguesa diferente y todas ellas estaban para moriiiirse. La mía llevaba aguacate y cebolla caramelizada y aún la recuerdo y se me quedan los ojos en blanco del gusto. Además, el tamaño de la hamburguesa era perfecto y los acompañamientos (papas o batata) eran naturales, abundantes y super buenos.

Lo peor: ¡nada! Bueno sí, el precio, que es un poquillo más caro de lo que nos habría gustado. Para que te hagas una idea, las hamburguesas oscilan entre los 14 y los 17 dólares cada una (incluido las papas), pero créeme que merecen la pena.

nueva york comer restaurantes baratos hamburguesa

10. Comida callejera

Casi en cada esquina de Manhattan encontrarás puestitos de comida callejera: bagels, kebabs, perritos calientes, dulces, tacos, etc. Comer en la calle es la manera más rápida y económica de saciar el apetito. Un consejo: cuanto más te alejes de las zonas turísticas, mejores precios encontrarás. Y recuerda siempre preguntar antes el precio (a no ser que ya lo especifiquen en algún cartel) y, a ser posible, regatear.

Nueva York, restaurantes, comer barato

Además de estos restaurantes, probamos algunos más, todos ellos económicos, aunque desgraciadamente no todos llegaron a satisfacer nuestras ansia foodie, y por ello, hemos decidido excluirlos de esta lista.

Esperamos que te haya servido este post y que gracias a él tu bolsillo no sufra tanto a la hora de disfrutar de la gastronomía en la ciudad de los rascacielos.

¡Hasta la próxima! 😀

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

2 Comentarios
  • Adrián
    Publicado a 13:29h, 29 julio Responder

    Vaya atracones… Yo tuve la suerte (o la desgracia) de tener un ShakeShack en la puerta del hotel, así que imagina. Mis grandes descubrimientos fueron Farinella Bakery Pizza, en Lexington, con una pizza para llevar fina y crujiente, con ingredientes naturales; y la cheese cake de Junior’s Bakery, en la 7ª con la 45, junto al musical del Rey León. Tremenda.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 14:25h, 29 julio Responder

      Es que comer es un gran placer y más si se trata de esas hamburguesas neoyorkinas taaan ricas🤤😂 Qué bueno! Con tu permiso, incluiremos en el post esos descubrimientos para que los viajeros se animen a probarlos😁 Un saludo!!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove