10 cosas que NO sé hacer cuando viajo

Hace algún tiempo leí a algunos bloggers de viaje que escribían este tipo de post y me pareció super curioso. Se trata de confesar esas cosas que, por mucho que viajemos, siempre seremos incapaces de hacer correctamente. ¡Aquí van las mías! 🙂

1. Orientarme

Me pierdo hasta dentro de mi propia casa. Estoy convencida de que he nacido con el sentido de la orientación atrofiado, nunca sé si he venido por la derecha y tengo que seguir hacia la izquierda o viceversa. Normalmente, cuando viajo con mi pareja es él quien se encarga de los mapas, de buscar calles o atracciones, porque yo puedo querer ir a un lugar y acabar yendo hacia el lado contrario, todas las calles y edificios me parecen iguales. Cuando viajé sola lo pasé realmente mal a la hora de memorizar el lugar exacto donde se ubicaba mi hotel y el trayecto para dar con él. La primera vez tuve que ir haciendo fotos por el camino para no perderme. ¡Fracaso total!

venecia italia mirador

2. Hacer cálculos

Odio las matemáticas. Soy de las que cuando va a hacer sumas o restas simples, tiene que contar con los dedos 😕 . A la hora de pagar en los restaurantes o tiendas, siempre acabo usando la calculadora del móvil para asegurarme de que no me están cobrando de más. Y el colmo ya es cuando estoy de viaje en un país que no utiliza la moneda € y tengo que cambiar de divisa. Apaga la luz y vámonos. Más de una vez me habrán timado y yo tan feliz, sin enterarme de nada jajaja

3. Abrir el Whatsapp

No soporto utilizar el móvil en los viajes, solo lo llevo conmigo para sacar fotos. Si en el hotel en el que me hospedo hay wifi, suelo conectarme a cotillear las redes sociales durante un rato antes de acostarme a dormir. También, para que mis padres no se preocupen, de vez en cuando tengo que abrir el Whatsapp para contarles que sigo viva. Pero me molesta mucho abrir el Whatsapp y que la gente empiece a hablarme cuando estoy de viaje. Si veo que alguien me habla (sin ser mis padres), me siento obligada a contestar y no me gusta nada. Mi madre diría que lo que me pasa es que soy una repelente pero lo cierto es que cuando estoy de viaje quiero desconectar de la gente, de mi día a día, y no me gusta tener que estar contando lo que hago durante cada segundo del viaje. Ya luego cuando vuelvo a España hablo por Whatsapp con las piedras si hace falta, pero mientras estoy fuera, quiero estar tranquilita 🙄

4. Preguntar

No soy una persona vergonzosa. Bueno, a ratos; depende del día y del momento. Por lo general, no me importa abordar a quién sea cuando viajo para pedir ayuda o información pero hay días en los que simplemente no me apetece. O a lo mejor en una situación en concreto me da corte y me niego a preguntar. También me suele ocurrir que si durante un viaje soy yo la que tengo que preguntar todo el rato, porque hay que hablar en inglés, entonces ya me acabo poniendo bastante de mal humor…

disney paris minnie mouse

5. Dejar que otros planeen el viaje / los viajes organizados

Me gustar ser yo la que planee mis viajes. No soy perfecta haciéndolo, de hecho más de una vez me he equivocado, pero me quedo más tranquila si voy a viajar y sé que todo depende de mí y no de otras personas. Digamos que tengo bastante confianza en mí misma en lo que a planificación viajera se refiere 😀 . Y tampoco me agrada eso de hacer viajes organizados; solo he hecho uno en mi vida y lo pasé muy mal porque todo el rato quería ir a mi aire y no podía. ¡Nunca mais!

6. Conducir

Nada más cumplir 18 me saqué el carnet y conduzco casi a diario. Pero conduzco por obligación, porque no me gusta nada hacerlo. Me aburre conducir. Y si estando de viaje tengo que conducir, lo más probable es que lo haga obligada y de mal humor. Como ya he dicho, mi sentido de la orientación es pésimo y si a ello le sumamos que soy un poco desastre al volante… la mezcla es explosiva. Para mí, conducir sola desde Dubrovnik (Croacia) a Sarajevo (Bosnia), en coche de alquiler durante más de seis horas fue todo un reto personal y lo más increíble fue que ¡sobreviví!

¡Ah! Y también soy pésima copiloto. Si hay que viajar en coche, conmigo que no cuenten para ir atenta a la carretera porque me quedo dormida a las cinco minutos. Para muestra, un botón:

7. Salir de noche

Si ya soy poco de salir de fiesta, cuando estoy de viaje mi actividad nocturna es igual a cero. Yo lo que disfruto es estar todo el día pateando la ciudad, pero como alguien me proponga algún plan cuando llega la noche…lo más probable es que se muera del asco esperando por mí. Y si no que se lo digan a mi amigo Nitin, que en un viaje a Irlanda que hicimos juntos me rogó salir una noche a tomar algo a un pub típico irlandés, y el pobre aún está esperando a que le haga el favor 😆

8. Ser vegetariana

No me considero 100% vegetariana pero sí es cierto que en mi día a día prácticamente no como carne y en muy contadas ocasiones como pescado o marisco. Una de las cosas que más me gusta de viajar es disfrutar de la gastronomía del país que visito y si eso implica comer carne, lo hago sin problemas. No pienso dejar de disfrutar de platos típicos que tengo la gran suerte de poder probar solo porque lleven algo de carne. Además, el día que visite algún país asiático pienso probar los insectos y lo que haga falta jajaja

grecia gyros

 9. Ir a las prisas

Hace algunos años, en los primeros viajes que realicé, siempre iba con la idea de que tenía que ir rápido a todos sitios para que me diera tiempo de verlo todo. Pero con el tiempo he aprendido a ir más despacio y a disfrutar más del momento. Si me apetece sentarme en un lugar a ver la gente pasar y a disfrutar del lugar, lo haré con mucho gusto. Eso de correr ya no va conmigo.

10. Volver a casa

Da igual que lleve de viaje 1 día, 1 mes o 1 año: nunca quiero volver a casa. Creo que una de las cosas más bonitas de viajar es no tener nunca la certeza de si vas a poder volver algún día a ese lugar que tanto te ha enamorado. Y yo siempre tengo esa idea en la cabeza; por eso me da mucha pena subirme en el avión de vuelta a casa.

Pronto escribiré el post sobre todo aquello que SÍ se hacer cuando viajo. Que hablando solo de lo que NO sé hacer queda todo como un poco negativo, ¿no?

¡Hasta la próxima! 😀

Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

No hay comentarios

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove