Edimburgo Escocia Calton Hill

Edimburgo en 2 días

La capital de Escocia es una ciudad antigua y preciosa, que posee el tamaño adecuado para poder recorrerla a pie en poco tiempo. Si te surge la oportunidad de visitar Edimburgo, no te lo pienses, ¡solo hazlo! Desde que la conocimos, se ha convertido en una de nuestras ciudades europeas favoritas. ¡Y en este post podrás saber porqué!

Cómo llegar a Edimburgo

Si llegas a la ciudad en avión, la manera más fácil y barata de desplazarte desde el Aeropuerto de Edimburgo hasta el centro de la ciudad es tomar un bus de la compañía Airlink, el Airport Express. Este bus opera 24 horas al día, todos los días del año. El trayecto dura media hora y el billete de ida cuesta 4.50£; ida y vuelta, 7.50£. La paradas finales del bus son Victoria Street y Waverley Station, ambas en el mismo centro de la ciudad.

Para tomar el Airport Express solo debes salir de la terminal de llegadas del aeropuerto de Edimburgo y te lo encontrarás justo enfrente. Los billetes puedes comprarlos en la taquilla que hay en ese mismo punto.

Edimburgo Escocia

Consejos para viajar a Edimburgo

1. Al igual que en todo el Reino Unido, en Edimburgo lo de cambiar los euros (o la moneda de tu país) por libras esterlinas es tarea complicada. La mayoría de los viajeros optan por pagar con tarjeta o por sacar dinero en un cajero. Nosotros no quisimos hacer ni una cosa ni la otra, porque nuestras entidades bancarias son de las que te clavan una comisión altísima por sacar dinero en el extranjero (qué hartos estamos ya de esto). así que optamos por cambiar nuestro dinero en efectivo. En Edimburgo (y en Escocia en general) las oficinas de cambio de divisa no abundan, y las que sueles encontrar no te ofrecen un cambio que favorezca al cliente. Nosotros, después de preguntar en muchísimas oficinas de cambio y en oficinas de correos (e incluso en una tienda Marks & Spencer), el mejor cambio lo encontramos en el Waverley Mall, un centro comercial subterráneo ubicado justo donde te deja el bus cuando llegas del aeropuerto. La oficina se llama EuroChange, no cobran comisión y el cambio de euro a libra era bastante aceptable.

2. El tiempo en Edimburgo, como en todo el Reino Unido, es frío y lluvioso. Nosotros viajamos a Escocia en pleno invierno (enero 2017) y a verdad es que pillamos un clima muy bueno, con sol y temperaturas suaves. Pero sé de gente que ha pasado muchísimo frío estando de viaje en Edimburgo, así que vete preparado y llévate ropa de abrigo y chubasquero, no sea que puedas acabar caladito hasta los huesos.

3. En todo viaje es recomendable hacer uno de esos tours a pie “gratuitos” que te muestran un poquito de la historia de la ciudad que estás visitando. Pero en Edimburgo, esto es algo que no debes dejar de hacer. Además, si tienes tiempo, también deberías hacer el “Tour del Terror” o “Tour de los Fantasmas” (el nombre cambia según la compañía que escojas, pero básicamente es lo mismo). Con este tour nocturno llegarás a conocer el lado más oscuro y macabro de Edimburgo.

Edimburgo Escocia viajera

Qué ver en Edimburgo en 2 días

Antes de nada, tienes que saber que la ciudad se divide en dos partes: la Old Town, o Ciudad Vieja, y la New Town, o Ciudad Nueva. Hay cosas interesantes por ver en las dos zonas, y lo mejor es que prácticamente todo es accesible a pie. Si necesitas cubrir distancias más largas dentro de la ciudad, siempre puedes utilizar el tranvía, que tampoco vas a caminar y a hacer deporte en exceso tan gratuitamente😂

Zona Old Town – Ciudad Vieja

El Castillo de Edimburgo

Ubicado en el alto de una colina, el Castillo de Edimburgo sirvió como residencia de varios monarcas escoceses. En la actualidad, esta fortificación es uno de los reclamos más turísticos de toda Escocia, de ahí el elevado precio de su entrada (16.50£). El recinto es tan extenso que visitarlo por completo te llevará un par de horas como mínimo pero, si eres aficionado a la historia, este será un tiempo muy bien invertido. Nosotros decidimos prescindir de esta visita, principalmente porque nos parecía que el precio era desorbitado y tampoco es que fuéramos sobradísimos de tiempo… Eso sí, entres o no al interior del castillo, debes ir a conocerlo por fuera sin falta. Todos los días, a las 1 del mediodía, se dispara uno de los cañones del Castillo , y el sonido es bastante perceptible desde casi cualquier rincón de la ciudad, aunque si puedes verlo en directo, ¡mucho mejor!

Edimburgo Escocia castillo Edimburgo Escocia castillo

La Royal Mile

Es la arteria principal de la Old Town, una calle que, como su propio nombre indica, mide una milla de longitud (1.6 kilómetros aproximadamente) y en cuyo extremo oeste se ubica el Castillo de Edimburgo. La Royal Mile está repleta de casitas con fachadas medievales, tiendas, restaurantes y, lo mejor de todo, un montón de callejones (llamados Closes o Courts) en los que esconden rinconcitos adorables y muchos más tranquilos que las calles principales de la ciudad.

Edimburgo Escocia royal mile

Catedral de Sant Giles

Mira que somos poco aficionados a visitar iglesias, pero esta merece la pena. Su interior es precioso, aunque lo más chulo de todo es el mirador que se encuentra en lo alto del edificio. ¡Las vistas de la ciudad desde allí arriba son preciosas! Yo me moría de ganas por subir y sacar mil fotos pero al final me quedé con las ganas. ¿Sabes por qué? Pues porque, para variar, ¡estaba en obras! SIEMPRE que viajamos, tenemos que encontrarnos algún lugar interesante en obras… ¡no falla!😠Para subir al mirador hay que pagar una entrada de 6£.

Edimburgo Escocia catedral st giles

Victoria Street

Una pintoresca calle de dos niveles que destaca por sus adorables casitas de colores. Dicen que es la calle más bonita de Edimburgo y lo cierto es que es preciosa, aunque creemos que si fuera totalmente peatonal (como otras muchas zonas de la Old Town), sería mucho más mona. Nosotros nos encontramos aparcados en ella unos 20 camiones enormes y casi no podíamos ver las casitas de colores… una pena😔

Cementerio Greyfriars

Sí, lo que lees, un cementerio. De hecho, este es uno de los puntos más visitados de la ciudad. El motivo principal es Bobby, un pequeño perrete de raza Skye Terrier que pasó 14 años junto a la tumba de su dueño, el cual murió a causa de tuberculosis y fue enterrado en Greyfriars. En la entrada del cementerio se halla una lápida en honor a este leal animalito aunque, en realidad, Bobby no está enterrado allí, sino en un lateral del muro que rodea el cementerio, ya que las autoridades de la época consideraron que no se podía enterrar a un perro en un recinto sagrado.

Además de por la historia de Bobby, el cementerio Greyfriars es sencillamente alucinante. Hace décadas que no se entierra a nadie allí y la mayoría de las tumbas datan de los siglos XVII-XVIII, habiendo algunas de principios del XIX. ¡Hay algunas lápidas que son verdaderas obras de arte macabro! Visitar este lugar en soledad, un día frío de invierno, es un planazo para todos los amantes del terror y de lo tétrico, como es nuestro caso.

Edimburgo Escocia cementerio Greyfriars Edimburgo Escocia cementerio Greyfriars Edimburgo Escocia cementerio Greyfriars Edimburgo Escocia cementerio GreyfriarsEdimburgo Escocia cementerio Greyfriars Bobby

Zona New Town – Ciudad Nueva

Princes Street

Esta es la calle de las compras de la zona moderna de Edimburgo. Si quieres ir de tiendas o encontrar las cadenas de restaurantes más conocidas, este es tu sitio. Además, puedes aprovechar parar pasear tranquilamente por los jardines de Princes Street y, si te apetece, subir a lo alto del Scott Monument, el memorial más grande que se ha construido hasta el momento en honor a un escritor. La entrada cuesta 5£ y dicen que desde arriba se obtienen unas vistas muy bonitas, aunque nosotros decidimos no subir.

Edimburgo Escocia Princes Street Edimburgo Escocia Scott Monument

Calton Hill

Al final de Princes Street se encuentra la colina Calton, un lugar que durante muchos años estuvo deshabitado, lo cual propició leyendas sobre brujas y otras historias macabras. En la actualidad, Calton Hill es un punto de encuentro de turistas y locales: las vistas que se obtienen desde allí arriba te dejarán con la boca abierta.

A este lugar se le llama también “la Atenas del norte”, un mote bastante sarcástico para definir a un espacio donde se ubican las ruinas de tres monumentos que, en su día, pretendieron ser grandiosos para Escocia.

En primer lugar, el Monumento Nacional de Escocia, cuya construcción recuerda al famoso Partenón de Atenas, y que se erigió para conmemorar a los caídos por las Guerras Napoleónicas. Las malas lenguas cuentan que los arquitectos encargados del proyecto se iban de juerga cada vez que levantaban una columna; total, que cuando se quisieron dar cuenta, se habían fundido todo el presupuesto en copas. Y el monumento quedó así, a medio edificar…

En segundo lugar, podemos encontrar el Monumento a Nelson, levantado erigido en honor del almirante Nelson, que luchó y murió en la Batalla de Trafalgar. En lo alto de la torre se llegó a instalar una bola del tiempo, la cual todos los días, a la una de la tarde, bajaba emitiendo una luz que debía guiar a los marineros que se acercaban por mar a Edimburgo. La cuestión es que nadie pensó en la niebla que siempre asola la ciudad, así que, en la práctica, pocos eran los marineros que llegaban a divisar dicha luz. Por ello, esta señal visual empezó a acompañarse del sonido de uno de los cañones del Castillo de Edimburgo, que a esa mismo hora detonaba, costumbre que a día de hoy continúa vigente.

En tercer lugar, tenemos el Observatorio Astronómico de Edimburgo. Este centro aspiraba a ser el espacio idóneo para contemplar los astros pero, una vez más, las cabezas pensantes de este proyecto no tuvieron en cuenta la climatología tan adversa de esta región. A pesar de que el observatorio sigue funcionando, lo cierto es que, por lo general, nunca se dan las condiciones meteorológicas necesarias que permiten contemplar las estrellas.

Edimburgo Escocia Calton Hill Edimburgo Escocia Calton Hill Edimburgo Escocia Calton Hill

Cementerio Old Calton

Su nombre real es Old Calton Burial Ground y es otro camposanto repleto de lápidas antiquísimas y preciosas. Este cementerio no es tan conocido como el de Greyfriars, así que es probable que puedas recorrerlo en completa soledad. Según nos contaron, hasta hace muy poco este lugar estaba en tal mal estado de conservación, que la tela asfáltica de los nichos llegaba a verse por completo en la superficie. Por ello, decidieron restaurarlo, para lo cual permaneció cerrado al público hasta finales de 2016. Por suerte, ahora vuelve a estar abierto, ¡así que no puedes perdértelo!

Edimburgo Escocia Old Calton cementerio Edimburgo Escocia Old Calton cementerio Edimburgo Escocia Old Calton cementerio

Qué NO ver en Edimburgo

Elephant House Cafe

Dicen que en ese lugar la gran J.K. Rowling comenzó a escribir una de las mejores historias de ficción de todos los tiempos, la del famoso niño mago Harry Potter. Este lugar se ha hecho famoso en el mundo por este hecho, el cual los dueños explotan al máximo para lucrarse. Yo, como lectora y admiradora de Harry Potter desde mi más tierna infancia, no podía dejar de visitarlo. Pero déjame que te diga una cosa: esta cafetería no merece la pena en absoluto. En realidad, no deja de ser un local del montón que ha aprovechado el tirón para subir los precios a cambio de ofrecer comida corriente (y muy escasa, por cierto). El peor café y más caro de todo Edimburgo nos lo tomamos aquí. Para más inri, el local ni siquiera está ambientado en Harry Potter; lo único que encontrarás en él que alude al niño mago es el baño, cuyas paredes están repletas de escritos firmados por los admiradores; y dos fotos de J.K. Rowling, en las que aparece ella escribiendo su novela, sentada en una de las mesas del Elephant House. Bajo nuestro humilde punto de vista, hay  miles de cafeterías mejores por toda la ciudad; el Elephant House se ha ganado una fama que le viene demasiado grande…

Edimburgo Escocia

Edimburgo fue una gran sorpresa durante nuestro viaje por Escocia. Pasear por sus calles empedradas te hace retroceder en el tiempo, y  por momentos parece que te hubieras trasladado a la Edad Media. Dos días son suficientes para conocer la ciudad aunque si tienes la ocasión de pasar algunos días más, estamos seguros de que encontrarás cosas muy interesantes que hacer.

¡Esperamos haberte ayudado un poquito a planificar tu viaje a Edimburgo! Cualquier duda que tengas, puedes preguntarnos en los comentarios.

¡Hasta la próxima!😃

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

2 Comentarios
  • Ana Belen
    Publicado a 09:48h, 09 Marzo Responder

    Muchas gracias por vuestros consejos. En el mes de abril viajo a Edimburgo, lo único que yo iré para más días por lo que visitaré más lugares de Escocia.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 16:21h, 09 Marzo Responder

      ¡Hola, Ana Belén! Muchas gracias a ti por leernos 🙂 Esperamos que disfrutes mucho de Escocia. Nosotros también estuvimos más tiempo en la zona, pero en Edimburgo solo 2 días. Pronto subiremos dos post más sobre este viaje, uno de Glasgow y otro de la ruta en coche por los Highlands. ¡Ojalá te sirvan de ayuda! Un abrazo.

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove