animales turismo responsable

El día que maltratamos a los animales: ¿turismo responsable?

Tanto Jonás como yo siempre nos hemos considerado amantes de los animales. Desde pequeñitos nuestros padres nos educaron a ambos para sentir amor y respeto por todo ser viviente. Los dos crecimos rodeados de animales y tuvimos la gran suerte de poder amar a muchos de ellos. En mi caso, soy la típica que no puede ver a un animal sufriendo porque me pongo a llorar sin parar y el disgusto me dura varios días.

Por todo ello, el día que nos dimos cuenta de que nosotros mismos habíamos contribuido (sin quererlo, por supuesto) al maltrato de diferentes animales, nos sentimos realmente mal. No te imaginas cuanto…

animales delfines turismo responsable

Seguro que te suena esta situación: estás de viaje y disfrutando como un niño. Te enteras de que hay un lugar (sea un zoológico o un supuesto “centro de rescate”) o alguna actividad donde puedes disfrutar tocando animales con los que no estás familiarizado. ¡Y te animas a hacerlo con toda la ilusión del mundo!

O por ejemplo, te gustan tanto los animales que tienes diferentes sueños en los que ellos son los protagonistas. ¿A que sería algo mágico poder nadar con delfines? ¿Te gustaría sacarte fotos al lado de un tigre enorme y majestuoso? ¿Verdad que sería muy tierno poder dar tu mismo el biberón a una cría de león? ¿Y qué me dices de llevar a tu hijo o a tu sobrinito a ver los monitos en el zoo?

animales zoo turismo responsable

Sí, somos conscientes de que todas esas son situaciones tentadoras. Todo amante de los animales sueña con tenerlos cerca, poder tocarlos y sacarse fotos con ellos.

Pero llega un día en que te paras a pensar y comienzas a hacerte preguntas. Ya tienes una edad y con los años te han ido llegando noticias a cada cual más horripilante: tráficos de animales o de partes de su cuerpo que van destinados al mercado negro, espectáculos donde maltratan a los animales para conseguir que obedezcan y aprendan los trucos, safaris aparentemente inocentes donde por una cantidad de dinero te permiten coger un rifle y matar a todo lo que se mueva… Y como estos, por desgracia, miles y miles de casos.

maltrato animal turismo responsable

Nosotros llevábamos un tiempo dándole vueltas a este tema y, justo en ese momento, FAADA se cruzó en nuestras vidas.

FAADA es una fundación que lucha por la defensa de los animales en todo el mundo. Además, promueven algo tan importante entre los viajeros como es el turismo responsable con los animales. En su página web te proporcionan información muy valiosa, de forma que en tu próximo viaje no acabes contribuyendo, sin quererlo, a acciones que maltratan y esclavizan a los animales. Algunas de las pautas que FAADA recomienda que los turistas sigan son las siguientes:

  • Espectáculos. Rechaza las exhibiciones que utilicen animales salvajes y los fuercen a realizar comportamientos antinaturales: osos y serpientes que son obligados a bailar, espectáculos con elefantes o grandes felinos, shows con animales acuáticos, etc.
  • Cautiverio. Evita visitar centros que mantienen y exhiben animales con fines comerciales. Los zoológicos son el claro ejemplo de este tipo de centros. ¡Pero ojo!, hay muchos lugares que se hacen pasar por centros de rescate y en la realidad lo único que hacen es abusar de ellos para lucrarse. En FAADA poseen una especie de “lista blanca” con aquellos centros de rescate reales ubicados por todo el mundo, que se preocupan de verdad en proteger a estos indefensos animales.
  • Tradiciones. Plantéate si algunas costumbres, aunque sean tradicionales en un destino turístico, son éticamente aceptables. Por ejemplo, en España las corridas de toros y los encierros son legales en las mayoría de las comunidades autónomas pero… ¿realmente crees que es una actividad que beneficia al toro? Yo soy española y rechazo por completo todo lo que se refiere a la tauromaquia. Que una actividad con animales sea tradición de un país no quiere decir que no implique el sufrimiento de estos seres vivos.
  • Interacciones. Evita las interacciones forzadas con animales salvajes, que no forman parte de su vida natural y pueden estresarlos y hacerlos enfermar. Este es el caso de las famosas fotos con animales o los tan ansiados baños con delfines.
  • Avistamientos. Asegúrate de contratar a un operador o guía que no persiga a los animales, respete las distancias de seguridad y los hábitats naturales. Invadir el espacio de los animales salvajes puede perjudicarlos gravemente, llegando incluso a provocarles la muerte de forma indirecta.
  • Souvenirs. Nunca extraigas animales vivos de su hábitat natural y no compres recuerdos elaborados con partes de animales o animales vivos.

wwf maltrato animal turismo responsable

Con este post queremos aportar nuestro granito de arena para la defensa y protección de los animales.

Por favor, que quede muy claro que no queremos juzgar a nadie. Cada cual es libre de hacer con su vida lo que le plazca y de viajar como le apetezca. Simplemente nosotros queremos informar del maltrato animal que se esconde detrás de muchas actividades destinadas a turistas y las cuales pueden parecer aparentemente inofensivas.

Nosotros mismos hemos contribuido durante nuestros viajes al maltrato animal. ¿La razón principal? El desconocimiento, la desinformación. Nunca matamos un animal, ni siquiera les hicimos daño nosotros mismos, jamás seríamos capaces de hacer algo así de forma consciente. Pero en el momento de prestarnos para una foto con un animal o de pagar la entrada a un zoo, contribuimos a que todos esos animales siguieran siendo maltratados y llevando una vida de sufrimiento. Jonás y yo tenemos fotos que nos recuerdan esos momentos y, aunque no estamos orgullosos, tampoco nos avergonzamos. Todo lo que hemos hecho hasta ahora nos ha servido para darnos cuenta de nuestros errores y para rectificar.

maltrato animal turismo responsable

No queremos que a nadie más le pase esto. Queremos gritar a los cuatro vientos la cruda realidad de muchos espectáculos y excursiones con animales. Si aún sabiendo esto, decides seguir siendo cómplice, es tu decisión y es totalmente respetable.

En lo que a nosotros respecta, NUNCA MÁS volveremos a participar en actividades que conlleven sufrimiento animal con objetivos lucrativos. Respetar a los animales y proteger sus vidas es la mejor forma de demostrar el amor real que sentimos por ellos. De momento, hemos firmado el Compromiso Blogueros de Viajes de FAADA y nos comprometemos, de corazón, a poner nuestro granito de arena para colaborar con esta causa tan bonita.

maltrato animal turismo responsable

Gracias a FAADA por abrirnos los ojos y por la enorme labor que llevan a cabo con los animales.

Poco a poco vamos conociendo el mundo del Turismo Responsable y creemos que es fundamental que los viajeros seamos conscientes de que mientras viajamos (y también desde casa) podemos mejorar  un poquito el mundo en el que vivimos.

Avisamos que este es el primer post que escribimos sobre turismo responsable pero no será el último. Esperamos que te guste esta nueva sección del blog y que te unas a nosotros en esta bonita iniciativa apoyada por FAADA y por tantas otras asociaciones que luchan por un mundo mejor en el que haya más justicia animal❤

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

12 Comentarios
  • Viajes por el Mundo
    Publicado a 22:49h, 24 julio Responder

    Muy muy bueno, gracias a dios algunos, y cada vez más, nos vamos metiendo todo esto en la cabeza. Gracias!

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 23:06h, 24 julio Responder

      ¡Gracias, Luis! Con que cada uno de nosotros haga lo que esté en su mano para contribuir a un mundo mejor, ya marcaríamos la diferencia 🙂

  • Cristina Souza da Rosa
    Publicado a 20:18h, 25 julio Responder

    Felicidades por el post. Nunca es tarde reconocer nuestros errores y aprender con ellos.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 20:32h, 25 julio Responder

      ¡Muchas gracias, Cristina! A partir de ahora tenemos clarísimo que jamás volveremos a ser cómplices de actividades que impliquen maltrato animal. ¡Un beso!

  • Manel
    Publicado a 10:03h, 27 julio Responder

    Qué buen post! A nosotros también nos pasó lo de los del fines en riviera may y después nos entró un bajón tremendo… bueno siempre es algo de qué aprender.. un beso!

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 10:14h, 27 julio Responder

      ¡Por supuesto, Manel! Todos nos equivocamos alguna vez, lo importante es rectificar y no volver a tropezar en la misma piedra 🙂 ¡Muchas gracias, un beso!

  • Mochila al Paraíso
    Publicado a 16:05h, 31 agosto Responder

    Os honra muchísimo este artículo viajeros. Bienvenidos a la familia responsable 😉

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 04:31h, 01 septiembre Responder

      ¡Muchas gracias! Tenemos muy claro que jamás se volverá a repetir y que haremos todo lo posible para concienciar a otros viajeros y conocidos😊

  • Time2travel4europe
    Publicado a 15:17h, 21 abril Responder

    Un post excelente chicos, totalmente de acuerdo con ello. Me ha gustado mucho vuestros consejos para viajar de forma responsable y lo que comentais de vosotros! De 10!!

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 16:09h, 21 abril Responder

      ¡Gracias, viajeros! Nunca es tarde para rectificar😌 Cuando te gustan mucho los animales pecas de ingenuo y acabas haciéndoles daño sin haberlo nunca deseado por participar en actividades aparentemente inocentes… ¡Un beso grande!😘

  • Carla
    Publicado a 08:47h, 24 agosto Responder

    Acabo de leer este post ahora y me ha encantado. Hace apenas 15 días estuve en Tailandia y había leído mucho sobre el maltrato a los elefantes allí, por lo que me quité de la cabeza las ganas de montar en elefante y empecé a buscar opciones más ‘sostenibles’ como el Elephant Nature Park. Sin embargo, la parte de Chiang Mai no la organicé yo, una amiga contrató a una guía que le habían recomendado y me llevé la gran decepción de mi vida con nuestra excursión a ver elefantes. No nos llevaron ni al Elephant Nature Park ni a ningún otro centro de ‘rescate’ (aunque no esté en la lista blanca de la FAADA), nos llevó a un camp donde los elefantes levantaban a gente con la trompa, tenías que pagar por hacerte una foto sentado en sus patas, jugaban al fútbol, pintaban… Yo no hacía más que pensar en la de golpes que tendrían que haber recibido los pobres para llegar a aprender a dibujar… No pude seguir viéndolo y me fui a ver el río, y allí me quedé mientras mis amigas fueron a montar en elefante, algo a lo que yo me negué (obviamente no puedo acabar con el maltrato animal en Tailandia, pero puse ‘mi granito de arena’ no montando). Mientras esperaba a que terminaran de montar, me quedé prácticamente sola con un elefante pequeño y el señor que ‘le cuida’ y darle de comer, y esos escasos minutos fueron lo mejor de toda la mañana con los elefantes. Salí de allí muy decepcionada y seguro que volveré a Tailandia para ir a ver elefantes de manera responsable!!
    (Sorry por contaros mi vida, jajajaja)

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 19:23h, 24 agosto Responder

      ¡Hola, Carla! De perdón nada, nos ha encantado tu historia. Ojalá hubiera muchísima más gente en el mundo como tú, te lo decimos muy en serio 🙂 A pesar de que te viste envuelta sin quererlo en un lugar donde el abuso animal era evidente, preferiste no ser partícipe de él. Siempre se dice eso de que “una para saber y otra para aprender”, ¿no? Pues desde luego que si antes de ir a Tailandia tú ya estabas concienciada sobre el maltrato animal, ahora que lo has notado de primera mano ya no habrá manera de que vuelvas a hacer nunca nada con animales que implique conductas irresponsables. Al fin y al cabo, si realmente amamos a los animales, la mejor manera de demostrarlo es respetándoles. Por supuesto que en ocasiones en posible interactuar un poco con ellos sin causarles daño, como ha sido es momentazo tuyo con el elefantito en el río, y esos son los recuerdos que realmente son imborrables. ¡Un besazo enorme, viajera!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove