Menorca en 4 días: guía para conocer la isla. Parte 2 (2/2)

Qué ver en Menorca

Playas y calas

El Caribe español está en Menorca. En serio, no exagero. Las playas menorquinas son ES-PEC-TA-CU-LA-RES. En este post te vamos a contar acerca de las que conocimos nosotros, según las zonas de la isla dónde están ubicadas.

Zona suroeste

Aquí se ubican las calitas más conocidas de Menorca. Están muy cerquita de Ciudadela, lo que las hace muy accesibles para la mayoría de los turistas que visitan la isla.

Cala Turqueta

Fue la primera que conocimos nada más llegar a Menorca. Para acceder a ella debes dejar el coche en el parking de pago (5€) o en un parking gratuito que está un poco más alejado de la playa.

El día que quieras disfrutar de esta playa debes tener en cuenta que estos dos aparcamientos, tanto el de pago como el gratuito, suelen estar saturados en verano. Por ello, lo ideal sería acudir a Cala Turqueta a primer hora de la mañana y así asegurarte de que encontrarás un sitio para aparcar. Un punto a favor es que a lo largo de la carretera que te lleva a Cala Turqueta encontrarás carteles que te irán indicando las plazas disponibles que quedan en el parking.

Nosotros, como fuimos a principios de junio, no tuvimos problema con esto. Aún así, llegamos a la playa sobre las 10 de la mañana y el parking ya estaba empezándose a llenar. Decidimos aparcar en el parking de pago porque desde él hasta Cala Turqueta tienes que caminar unos 15 minutos. Si aparcas en el parking gratuito, que está más alejado, la caminata será de unos 25 minutos. Y la verdad es que ahorrarte esos 10 minutos de diferencia, cuando sientes el sol abrasador dándote en toda la cabeza y chamuscándote las neuronas, es algo que se agradece 😛

¡Cala Turqueta es una maravilla! Cuando sales del bosquecillo por el que llevas 15 minutos caminando y finalmente vislumbras la playa, te parece que tienes el paraíso terrenal ante tus ojos.

turqueta menorca baleares

Cala des Talaier

A poco más de 2 kilómetros caminando desde Cala Turqueta, se encuentra Cala des Talaier. Si estás en Cala Turqueta mirando hacia el mar, debes coger el sendero a mano derecha. Ese sendero es el Camí de Cavalls, que recorre toda la isla. Está lleno de carteles que te indican los puntos más cercanos al lugar donde te encuentras y la distancia exacta en la que se ubican así que no tiene pérdida ninguna.

En un principio nosotros teníamos pensado darnos un salto a Cala des Talaier para conocerla pero lo cierto es que nos gustó tanto Cala Turqueta que decidimos quedarnos en ella para disfrutar durante más tiempo. Vale, el hecho de tener que pegarnos una caminata extra de 20-30 minutos para llegar a Talaier tampoco nos hacía mucha gracia, la verdad. Sólo los vagos como nosotros nos entenderán 😎

Así que Cala des Talaier se quedó para otro momento. Por las fotos que he visto de ella tiene pinta de ser una cala increíble también, así que tú no hagas como nosotros y anímate a conocerla, ¡seguro que merece mucho la pena! Además, fijo que estará menos saturada que Cala Turqueta, lo cual es un gran punto a favor.

Calas Macarella y Macarelleta

Macarella es la hermana grande y Macarelleta la peque de la casa. Seguro que en más de una ocasión has visto la típica postal idílica de las aguas turquesas de Menorca. Pues bien, es probable que muchas de ellas hayan sido tomadas en Cala Macarella, porque las aguas de este lugar son de otro mundo, en serio. Aún a día de hoy veo las fotos que sacamos allí y no puedo evitar pensar que están retocadas. ¡Pero no! Ese azul es real, no hay trampa ni cartón 🙂

Para llegar a Macarella, como es habitual en Menorca, debes dejar el coche en el parking (esta vez era gratuito) y caminar unos 15 minutos por una pendiente cuesta abajo. La bajada está chupada, pero cuando toca subir…, ay amigo, ¡eso sí que cuesta un poco!

Cala Macarella es otro paraíso, pero cuando nosotros la visitamos la orilla estaba lleniiita de algas secas y hojarasca de los árboles. Además, había bastante gente y nosotros en las playas somos un poco salvajitos, siempre queremos cuanta más soledad, mejor, así que decidimos caminar 2 minutos más y probar suerte en Macarelleta.

Macarella menorca baleares

Macarella menorca baleares

El corto sendero que separa Macarella de Macarelleta lo recorres con la boca abierta, ¡porque las vistas son una absoluta maravilla! De hecho, apuesto lo que sea a que nadie es capaz de recorrerlo por primera vez si pararse a tomar mil fotos. Dan ganas de saltar al agua desde el sendero, lo cual es una grandísima locura porque puedes acabar bastante mal parado.

Macarelleta, como su propio nombre catalán indica, es más pequeña que su hermana mayor, pero es equiparable en lo que a belleza se refiere. ¡Nos encantó! Eso sí, nosotros pensamos que, al ser nudista, quizás habría menos gente, pero no fue así en absoluto. Macarelleta estaba llena de personas y todas ellas llevaban ropa de baño.

Macarelleta menorca baleares

Macarelleta menorca baleares

*Momento apología del nudismo. Esto no viene a cuento, lo sé, pero me apetece decirlo. El nudismo me parece algo super natural y yo misma lo he practicado desde que era una niña. Buscar playas nudistas hoy día en España no es que sea la tarea más fácil del mundo precisamente y, cuando por fin las encuentras, hay de todo menos gente desnuda. A mí me parece GENIAL que haya gente que quiera disfrutar de las playas nudistas sin la obligación de desnudarse, cada cual es libre de hacer lo que quiera. Lo que me parece FATAL es que esa misma gente sea la que luego molesta a aquellos que quieren hacer nudismo. Si vas a una playa nudista lo haces porque quieres, nadie te obliga a ir. Ponerte a mirar de forma descarada, cuchicheando por lo bajo o haciendo comentarios en alto sobre las personas que están allí practicando nudismo, las cuales tienen el mismo derecho que tú a tomar el sol como les de la gana, me parece de muy mal gusto. Así que si no te gustan las playas nudistas o piensas ir a una de ellas para hacer comentarios asquerosos, mejor escoge alguna de las millones de playas no-nudistas que hay por todo el país. Un poquito de respeto  y de educación en estos casos no vendría nada mal. 

Oye, que a gusto me he quedado.

gif

Calas Mitjana y Mitjaneta

Estas calas también son hermanas, igual que las anteriores, y de nuevo hay que caminar algo más de un kilómetro para acceder a Mitjana, la cala más grande de las dos. ¿Qué decir de estas dos maravillas? ¿Que son increíbles? ¿Paradisíacas? Me repito más que el ajo, lo sé, pero es que es la realidad.

Nosotros estuvimos muy poquito en Mitjana (nos dimos un bañito y ya) pero es una playa preciosa. Mirando hacia el mar, hay una roca gigante a la izquierda que sirve de trampolín para los más atrevidos. También encontrarás una cuevita super mona, ideal para sacar fotos postureosas 😀

Mitjana menorca baleares

Por su parte, Mitjaneta fue la que nos conquistó a nosotros. Esta calita en realidad no es más que un pequeño recoveco con arena pero ¡oh, dios mío! ¡Qué cosa más bonita! Nosotros encontramos aquí nuestro paraíso particular.

Al ser un lugar tan pequeñito, solo hay espacio para 5 o 6 parejas, no más. Así que fuimos muy poquitos los privilegiados que pudimos encontrar un huequito para poner las toallas, por lo que se estaba de lujo. Creo que me podría haber quedado aquí a vivir para siempre.

mitjaneta menorca baleares

Mitjaneta menorca baleares

Cala Galdana

Otra cala preciosa, cuyo acceso resulta mucho más fácil que en las otras anteriores. Este hecho, sumado a que está rodeada de hoteles, hace que sea una cala bastante saturada. Por eso nosotros decidimos no detenernos mucho en ella, únicamente la vimos desde el paseo y volvimos al coche, ni siquiera nos bañamos.

Repito, es una cala divina, y alojarte en algún hotel de la zona teniendo las vistas a esta playa debe ser una maravilla. Pero verla tan llena de gente nos quitó las ganas de conocerla a fondo 😕

Zona Oeste

Cala Blanes

Esta cala nos quedaba a 5 minutos a pie desde nuestro alojamiento. Es una cala pequeñita, muy familiar, y suele estar repleta de familias inglesas. Al ser tan pequeña y haber alojamientos cerca, enseguida se llena, pero para bajar a darse un baño está genial.

blanes menorca balearesCala en Brut

Sin arena por ninguna parte, esta cala es un poquito peculiar. Yo más bien diría que se asemeja mucho a una piscina natural, porque además del agua cristalina, posee unas formaciones rocosas que han sido modificadas para crear superficies lisas donde los bañistas puedan acostarse a tomar el sol. Además, hay muchas escalerillas por las que descender hasta llegar al agua y muchas de las rocas sirven como trampolín.

Es un lugar muy especial, o al menos eso nos pareció a nosotros. Lo peor fue que Jonás llevaba unas ganas locas de tirarse al mar desde las rocas, haciendo esos saltos tan bestias que él acostumbra a hacer. Pero el día que fuimos nosotros, Cala en Brut era un hervidero de aguavivas (medusas) y tirarse al mar implicaba llevarte un saludo de estos simpáticos animalitos acuáticos.

brut menorca baleares brut menorca balearesCales Coves

Otro lugar que nos pareció muy particular fue Cales Coves. Se trata de una cala compuesta principalmente por rocas y altos acantilados. En estos últimos podrás observar centenares de cuevas artificiales, ruinas de una antigua necrópolis.

El paisaje en Cales Coves corta la respiración a cualquiera. Nosotros buscamos un huequito detrás de unas rocas para darnos un chapuzón, pero nos quedamos con las ganas de bucear un ratito. Los fondos marinos de Cales Coves parecen perfectos para hacer un poco de snorkel.

coves menorca baleares coves menorca balearesCaló Blanc

Esta fue la cala que más nos costó encontrar. No aparecía en ninguna de los mapas de Menorca que teníamos, pero gracias a Google Maps pudimos ver que estaba ubicada entre la Cala de Binidalí y la de Binissafúller. A la aventura fuimos a buscarla y por más que preguntamos, ¡nadie la conocía! Finalmente dimos con ella y sinceramente no nos extrañó que la gente no la conociera, ¡es tan pequeñita! De hecho, playa con arena tenía muy poca, más bien la gente se tenía que poner en las rocas. Nosotros tuvimos mucha suerte y llegamos justo cuando la familia que estaba allí se iba, y como hay tan poquita arena, cabíamos nosotros y nadie más. Así que se puede decir que teníamos la calita solo para nosotros 🙂 Luego empezó a llegar más gente, pero ya tenían que buscar sitio en las rocas.

Esta cala, a pesar de ser tan diminuta, tiene algo que atrae. Ya fuera por la tranquilidad que se respiraba en ella (está situada en una urbanización de chalets de lujo y no se oye ni una mosca) o por el agua turquesa tan impresionante, que caminabas hacia mar adentro y seguías haciendo pie, lo cierto es que fue una delicia disfrutar de este lugar.

menorca baleares menorca balearesZona Norte

Olvídate de las playas menorquinas de las que te hemos hablado hasta ahora. Las playas del norte de la isla que nosotros visitamos no tienen nada que ver con esas calas de fina arena dorada. ¿No te lo crees?

Cala Pregonda

Para acceder a ella hay que dejar el coche en el parking gratuito y caminar unos 2 kilómetros. El camino se hace un poco pesado, porque no hay vegetación que de sombra pero merece mucho la pena. La tierra que la rodea y la arena de la playa es de color rojizo, ¡parece como si estuvieras en Marte! Eso sí, el agua sigue siendo super cristalina. ¡Una cala increíble!

pregonda menorca baleares

pregonda menorca baleares pregonda menorca baleares

Playa de Cavallería

De nuevo hay que dejar el coche en el parking y caminar un poquito hasta llegar a la playa. Realmente, en lugar de una son dos playas; de cara al mar, a mano izquierda se encuentra la playa de Cavallería como tal, de tamaño considerable y muy bonita.

cavalleria menorca baleares

A mano derecha se sitúa una playa más pequeñita, la cual es nudista.

A estas alturas ya sabrás cuál de las dos playas escogimos para pasar la tarde, ¿no? ¡Bingo! La nudista, como no podía ser de otra manera.

Esta es una playa mucho más chiquitita y cuando estuvimos nosotros había muy poquita gente, así que más no pudimos pedir. Fue una de nuestras playas favoritas, ¡la disfrutamos un montón! Que paz, que tranquilidad…

¡Ah, casi se me olvida! Tanto en la playa de Cavallería grande como en la pequeña, la gente acostumbra a coger tierra de esa rojiza y mezclarla con agua, para después aplicarte ese barro por todo el cuerpo. Se te queda la piel suuuper suave una vez que te lo quitas, pero si llevas bañador en ese momento piénsalo dos veces, porque es probable que tengas que acabar tirándolo a la basura.

cavalleria menorca baleares cavalleria menorca balearesCala Tortuga

A nosotros no nos dio tiempo de conocerla ( 😥 ) pero dicen que es una pasada. Si te da tiempo, acércate a conocerla y ya nos cuentas después qué te pareció, y de paso nos das un poquito de envidia 😀

Pueblos

Mahón

Es la capital de la isla y su pequeñito pero coqueto puerto bien merece una visita. Nosotros pasamos aquí el ultimo día y bueno, no está mal, pero tenemos que admitir que nos gustó más Ciudadela.

mahón menorca baleares mahón menorca balearesCiudadela

Ubicado en el extremo contrario a Mahón, Ciudadela y su bonito casco histórico nos gustó mucho. Pasear por él, conocer el puerto y visitar la Catedral de Menorca son cositas que no puedes dejar de hacer. Y si encima es degustando un buen helado… mejor que mejor 😀

ciudadela menorca baleares

Binibèquer

Un pequeñito pueblo de pescadores super lindo, con la particularidad de que todas las casitas están pintadas de blanco inmaculado. ¡Una visita muy recomendable!

binibequer menorca baleares binibequer menorca balearesFornells

Otro pueblito de pescadores situado al norte de la isla, donde dicen que se prepara la mejor caldereta de langosta de toda la isla.

Qué hacer en Menorca

Cuevas de Xoroi

Este bar/discoteca tiene mucha fama en Menorca por estar ubicado en unos acantilados desde los cuales las vistas son preciosas. Decidimos ir una tarde a contemplar el atardecer, puesto que en todos los blogs de viajes leíamos que era una actividad imprescindible.

Bueno, para gusto colores, supongo. Es cierto que es un lugar bonito pero no creemos que sea para tanto. Quizás para una noche de fiesta pues estaría genial pero sin ser para eso, no creo que merezca tanto la pena.

Nosotros dudábamos entre ir a observar el atardecer a un faro de la isla o a las Cuevas de Xoroi. Finalmente, guiados por lo que habíamos leído en Internet, nos decidimos por las cuevas y la verdad es que después nos arrepentimos un poco. Pagar 12,50 por persona para poder ver un acontecimiento natural como es el atardecer…. lo siento, pero no nos convence. Sí, el local es bonito, pero en nuestra opinión está un poco sobrevalorado.

menorca baleares menorca balearesLos faros

Ver el atardecer desde los faros es algo muy común en Menorca. Nosotros teníamos pensando ir al de Punta Natí o al de Punta Prima pero al final no pudimos ni a uno ni a otro. ¡Para la próxima vez será! 🙂

Hay muchas más cosas que puedes hacer en Menorca y que a nosotros no nos dio tiempo. Por ejemplo, bucear en Pont d’en Gil, visitar los diversos monumentos megalíticos que se reparten por toda la isla o conocer más pueblos del interior de la isla.

Es increíble que una isla tan pequeña tenga tantísimo que ofrecer al visitante. Menorca enamora y nosotros hemos caído en sus redes

Por cierto, si no lo has leído aún, te dejamos por aquí la primera parte de este post, que seguro que también te proporciona información útil para tu viaje a Menorca.

Y si te apetece pasar a saludarnos por nuestras redes sociales (Facebook e Instagram), estaremos encantados de recibirte 🙂

¡Hasta la próxima, viajero!

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016-2017 VIAJA CON LIBERTAD

Otros artículos que te pueden interesar

Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

4 Comentarios
  • Ana
    Publicado a 20:15h, 09 agosto Responder

    Cuando volváis, os recomiendo ver el atardecer desde el faro de Punta Nati o cap d’Artrutx.
    Yo estoy ahora mismo, y es la segunda vez que vengo pero volveré más veces sin duda.
    Por cierto una guía estupenda! 🙂

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 23:42h, 09 agosto Responder

      ¡Muchas gracias por la recomendación, Ana! Nos la apuntamos sin falta😊 Al igual que tú, creo nosotros también volveremos más pronto que tarde a Menorca, ¡nos enamoramos de ella! Disfrútala mucho😄

  • gustavo
    Publicado a 10:55h, 12 septiembre Responder

    Muchas gracias por vuestro blog, nos fue muy util en nuestra visita a Menorca, un cordial saludo, Irina y Gustavo.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 12:09h, 12 septiembre Responder

      Gracias a ustedes por leernos😊 Nos alegramos un montón de que les haya servido lo que contamos sobre Menorca. ¡Un abrazo, chicos!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove