viaje ruta polonia breslavia

Polonia en invierno. Ruta de 1 semana en tren por Polonia: información práctica

Si eres de los que adora el frío o, como en nuestro caso, de los que le gusta viajar en temporada baja para ahorrar en dinero y en agobios (odias las aglomeraciones), sin duda este es tu POST 😃

Y es que después de haber viajado a finales de enero a Budapest y comprobar lo maravilloso que es sentir que estás viajando prácticamente solo, sin turistas a tu alrededor, nos hemos enganchado a esto. Bueno, y qué decir que conseguir billetes de avión y alojamiento por muy poco dinero también es una gran ventaja (enero y febrero son los meses más baratos del año para viajar).

Así que este año decidí repetir la experiencia de viajar a un lugar gélido y la elección fue Polonia en febrero, el mes más frío del año. ¿Estoy loca? Un poco sí… lo bueno es que todos sabemos que un toque de locura nos hace más felices, ¿verdad?

Viajar a Polonia en invierno: ¿error o acierto?

Acierto, totalmente. A pesar del frío, y como ya te comento al principio del post, viajar a este frío país en invierno te asegura disfrutar casi en completa soledad de las atracciones más conocidas, y eso es todo un punto a favor. A cambio debes aguantar las bajas temperaturas pero a nosotros nos compensa (y eso que no soportamos demasiado bien el frío…).

¿Cómo son las temperaturas en Polonia en pleno invierno? Pues son bastante bajas, la verdad… pero soportables. Obviamente, cuando más al norte del país te encuentres, más frío vas a pasar. Nosotros notamos muchísimo la diferencia entre Varsovia (donde nos congelamos) y Cracovia (donde seguía haciendo frío pero era mucho más llevadero).

Las temperaturas máximas que llegamos a tener durante esa semana fueron de 4ºC, los cuales alcanzamos durante un día muy soleado en Cracovia. Por el contrario, las temperaturas más extremas las sufrimos en Varsovia, en la que el termómetro no llegó a subir de los -12ºC. Eso sí, la sensación térmica era de -17ºC, con muchísima nieve y algo de viento.

Sin duda lo más duro del viaje fue soportar las temperaturas tan bajas en Varsovia al comienzo de la ruta; una vez pasamos eso, en el resto de ciudades que visitamos siempre pudimos disfrutar de algo más de “calorcito”.

Para que te hagas una idea en cuanto a la ropa, durante los días que pasé en Varsovia tenía que llevar dos mallas térmicas debajo del pantalón, dos camisas térmicas y un pulóver debajo de la parka, dos pares de calcetines térmicos debajo de las botas de piel, así como guantes y bufandas. Aún con todo esto, cuando pasaba mucho tiempo en la calle o cuando llegaba la noche, los pies y las manos se me entumecían y tenía que acabar refugiándome en algún lugar para volver a entrar en calor. Pero si yo, que soy una friolera y una blandengue, lo aguanté y sobreviví para contarlo, tú también puedes.

TIP: si viajas a Polonia en invierno, ten en cuenta que el móvil o la cámara de fotos se puede apagar por culpa de las bajas temperaturas. A nosotras, por fortuna, con la cámara no nos pasó pero sí con los móviles (tanto Iphone de 800€ para que se te apague cuando más lo necesitas…).viaje ruta polonia mujeres viajeras

¿Cómo son los polacos?

No es que tratara demasiado con muchos locales, pero lo cierto es que los polacos me parecieron gente amable y educada, muchos de ellos siempre se mostraron dispuestos a ayudarnos cuando lo necesitamos, aunque no hablaran mucho inglés. Quizás no son muy sonrientes pero… a ver quién es el guapo al que le apetece sonreír habiendo -10ºC de temperatura máxima. El pueblo polaco es, en mi opinión, digno de admiración y respeto, por todo lo que sufrieron y las penurias que pasaron en una historia muy triste y muy reciente de nuestro continente.

En cuanto al idioma, en muchas partes hablan inglés, y en las que no, se esfuerzan por entenderte. Mejor que no tengas que ser tú quien se esfuerce en aprender polaco porque parece ser un idioma tremendamente complicado😅 Las cartas de los restaurantes puedes encontrarlas en inglés, a no ser que vayas a un bar de leche (más abajo te explico qué es esto) o a un restaurante solo de locales. En esos casos no te preocupes, siempre habrá algún camarero que hable inglés y pueda ayudarte un poco.

viaje polonia ruta varsovia

Cómo moverse por Polonia

Si quieres hacer una ruta por Polonia y no limitarte a conocer una única ciudad, las dos mejores opciones para desplazarte son el coche y el tren. En este caso, siendo pleno invierno y con alta probabilidad de encontrarnos nieve y hielo en las carreteras, nostras decidimos prescindir del coche. No obstante, si visitas el país en otra estación menos complicadilla, alquilar un coche para moverte por Polonia podría ser una opción genial.

Como ya digo, nosotras optamos por el tren. Compramos los billetes con antelación por internet y luego los imprimimos para llevarlos en papel ya desde caso. Tanto comprar los billetes, como coger los trenes me pareció bastante sencillo, a pesar de que en muchas ocasiones te encuentras con la barrera del idioma polaco. Y lo mejor: los trenes son puntuales y baratos. ¡Super recomendados!

Para los trayectos cortos dentro de las ciudades, nosotros íbamos a pie o, si era necesario, en taxi. En Polonia no son muy caros, así que te sacan de un apuro. Eso sí, intenta llevar la dirección escrita en polaco, porque es probable que algunos taxistas no sepan hablar inglés.

viaje ruta polonia tren

Ruta de una semana por Polonia

Nosotros dividimos nuestra semana en Polonia de la siguiente manera: 1 día en Varsovia, 1 día en Poznan, 1 día en Breslavia y 4 días en Cracovia.

Si tuviera que volver a Polonia sabiendo lo que sé ahora, volvería a hacer esa ruta pero quitando Poznan y añadiendo Gdansk. Yo yo sabía cuando planeé el viaje que Gdansk era mucho más preciosa que Poznan, el problema es que Gdansk queda muy al norte del país y visitarla nos suponía desviarnos demasiado. Por ello decidimos cambiarla por Poznan, y aunque tengo que decir que esta ciudad tiene una de las plazas más bonitas que yo haya visto nunca, es cierto que no hay mucho más interesante que ver.

Así que si tienes una semana para descubrir Polonia, quizás deberías plantarte añadir Gdansk en tu ruta, aunque eso suponga subir bastante al norte. Y si puedes añadir más días y más ciudades, mejor que mejor😁

viaje polonia ruta cracovia

Dónde dormir en Polonia

Dado que nuestro viaje a Polonia fue low cost a tope, nos escogimos alojamientos muy económicos. De todas maneras, el Polonia los hoteles y hostales son bastante baratos, y más tratándose de temporada baja. Todos los hostales los reservamos con antelación a través de Booking. Recuerda que si reservamos tu alojamiento desde este link, Booking te regala 15€ (y otros 15€ a nosotros) que te reembolsarán una vez hayas vuelto de tu viaje.

Como podrás comprobar a continuación, los dos hostales de Varsovia y Poznan nos gustaron mucho, en cambio lo de Braslavia y Cracovia dejaron bastante que desear…

Alojamiento en Breslavia: Moon Hostel (Kazimierza Wielkiego 27, Stare Miasto, 50-075 Breslavia)

Lo mejor de este hostal es la ubicación, a dos pasos de una parada de tranvía y de la Plaza del Mercado (y de un restaurante en el que se come muy bien y super barato). El personal bien, correcto. Sin embargo, nos molestó muchísimo el hecho de que las habitaciones tengan las paredes de papel y se oiga todo, TODO. Y eso que lo primero que te repiten 1532 veces al llegar es que no hagas ruido de noche porque llaman a la policía. Pero se ve que mientras en el pasillo no hagas ruido, en tu habitación puedes dar voces de madrugada que no te dicen nada…

Alojamiento en Varsovia: City Hostel Warsaw (Rynek Nowego Miasta 4, Śródmieście, 00-229 Varsovia)

Se trata de un edificio que parece una residencia infantil, creo que en algunas épocas dan clases allí y en otras acogen a turistas. Lo mejor, sin duda, la señora mayor que lo regenta; chapurrea un poquito el inglés y no puede ser más amable y atenta. La ubicación es buena, cerca del centro histórico, pero está un poco escondido por lo que puede resultar complicado dar con él. La señora nos permitió pagar el último día y dejar nuestras maleta allí una vez hicimos el checkout. Lo único que no nos gustó es que las camas son un poco pequeñas e incómodas y que no había posibilidad de desayunar allí.

viaje ruta polonia alojamiento cityhostel warsaw

Alojamiento en Cracovia: One World Hostel (ul. Westerplatte 8/2, centro histórico, 30-033 Cracovia)

El precio y la ubicación son los puntos fuertes de este alojamiento. El precio tan barato incluye desayuno, lo cual es genial. Pero lo cierto es que la experiencia en este hostal no fue muy buena. Cuentan con muy pocos baños y duchas para tan poca gente, por lo que mantenerlos limpios todo el tiempo era misión imposible. Por todo el hostal hay carteles que piden silencio durante las horas de descanso. Sin embargo, las primeras personas que NO cumplen esto son los trabajadores del hostal. Tanto el personal de recepción como las dos mujeres que prepararan el desayuno, nos despertaban cada madrugada (a las 3 o a la hora que fuera) o muy temprano en la mañana dando voces y riendo a carcajadas. Esto para nosotros fue lo peor de todo y por eso no es un lugar que pueda recomendar a nadie, porque no merece la pena ni siquiera por el precio.

Alojamiento en Poznan: Explorer Hostel (ul. Wszystkich Świętych 6, Stare Miasto, 61-843 Poznan)

Indudablemente fue el mejor hostal en el que me hospedé durante mis días recorriendo Polonia. Personal amable y atento, buena ubicación, precio muy económico, habitación limpia y cama comodísima, buen desayuno… ¡Relación calidad-precio inmejorable! Quizás si ampliaran un poquito más la variedad del desayuno sería aún mejor.

viaje ruta polonia alojamiento explorer hostel poznan

La deliciosa gastronomía polaca

Si quieres viajar a Polonia y volverte completamente loco por la gastronomía del país sin dejarte un riñón, debes aprenderte la palabra mágica: bares de leche (milk bar en inglés, bar mleczny en polaco). Esto no es otra cosa que un tipo de restaurante surgido en la era comunista en el que se servía, además de leche y productos lácteos, una amplia variedad de platos contundentes a precios muy asequibles,  ya que se trataba de lugares subvencionados por el Estado y por ello aseguraban alimentos a precios asequibles para los trabajadores.

En la actualidad, algunos de estos restaurantes sobreviven en las ciudades gracias a la maravillosa comida que preparan. Muchos de ellos conservan esa estética sobria y antigua, y por momentos parece que hubieses retrocedido en el tiempo. En este viaje a Polonia nosotras probamos varios bares de leche en diversas ciudades, pero hubo uno en concreto en Cracovia que nos enamoró tanto, que volvimos un montón de veces. En los post siguientes que tratarán sobre las diferentes ciudades polacas, te hablaré de ese bar de leche y de otros muchos restaurantes bueno que probamos.

¿Y qué platos son esos que hacen las delicias de los polacos y de los turistas? Pues principalmente el más conocido de todo son los pierogi, unas empanadillas rellenas de carne, col o papas, entre otros ingredientes. Las tradicionales se sirven cocidas, pero en algunos restaurantes también las sirven fritas e incluso horneadas (de esta forma son un poco más difíciles de encontrar). A mí me gustaron de las tres maneras, pero a mi amiga las cocidas no le parecieron tan sabrosas; en cambio, las fritas y las horneadas desaparecían de la mesa en cuestión de segundos.pierogi comida polonia

Otro plato estrella de la gastronomía polaca son las sopas, perfectas para combatir las bajas temperaturas. Las más famosas son la sopa de remolacha (barszcz, en polaco) y la de harina de centeno fermentada, que lleva también huevos, setas, salchichas y papas (żurek), y se puede servir en un plato o dentro de un pan. Yo no soy nada aficionadas a las sopas y tengo que decir que tanto mi amiga como yo acabamos enganchandísimas a la de remolacha: ¡está para chuparse los dedos! De verdad, tienes que probarla: aunque no te gusten ni las sopas ni la remolachada, es muy probable que acabes igual de adictas a ella que nosotras. Por cierto, lo que se ve en el centro de la sopa de remolacha es puré de papas (que le da el toque perfecto)🤤

sopa comida polonia

En algunas ciudades polacas es muy típico comer creps saladas con algún tipo de relleno (lo siento pero no recuerdo el nombre). Nosotras las comimos en Varsovia, en Cracovia y en Poznan y están buenísimas. Las de la izquierda de la foto estaban rellenas solo de queso (para morirse de buenas) y las de la derecha llevaban queso y espinacas, y también estaban riquísimas.

creps polonia comida

Otro plato polaco, en este caso típico de Cracovia, y sencillo a más no poder, es el zapiekanka, que no es otra cosa que una baguette cortada a la mitad en la que se añade por encima queso gratinado, champiñones y cualquier ingrediente más que se les ocurra. Vamos, lo que viene siendo un pan-pizza de toda la vida (al menos en mi casa lo llamamos así). No tiene más ciencia pero está buenísimo y es ideal para comerlo mientras vas paseando por la calle.

zapiekanka comida polonia

Además de estos platos que aquí te he mencionado, la gama de delicias polacas es mucho más amplia. No obstante, posiblemente no lo hayas notado, pero ninguna de las exquisiteces que te he mostrado llevan carne (a excepción de la sopa żurek, que lleva salchicha pero nosotras la desechábamos). Tanto mi amiga como yo somos vegetarianas y es por eso que no llegamos a probar platos polacos que incluyeran animales. Si hubiese viajado con Jonás, que adora la carne, seguramente habría incluido aquí algún plato de este tipo.

No obstante, si tu no eres vegetariano, hay algunas exquisiteces carnívoras típicas del país que no te puedes perder, ya que tienen una muy buena fama. Entre ellas se encuentran la schabowy (chuleta empanada), los bigos (guisado de col fermentada, carne y setas), o el golonka (codillo de cerdo).

En cuanto al alcohol, para nadie es un misterio que a los polacos les encanta. De nuevo, nosotras no llegamos a consumir ninguna bebida alcohólica en este viaje, por lo que no te puedo recomendar nada. Sin embargo, que sepas que en Polonia tienes muchos tipos diferentes de vodkas, licores, cervezas y vinos donde elegir (algunos de ellos, con sabores muy curiosos).

¡Casi se me olvida! Por toda Cracovia verás puestitos callejeros donde venden el obwarzanek, una rosquilla de pan que suele llevar semillas de sésamo o de amapola por encima, y que aunque parecen ser super simples, están realmente ricas (y son super baratas). Pero cuidado, porque son un vicio😊

obwarzanek comida polonia

La moneda polaca: el zloty

La moneda oficial de Polonia es el zloty (PLN). 1€ equivale aproximadamente a 4,30 PLN. Como siempre recomiendo, lo aconsejable es cambiar el dinero una vez llegues a tu país de destino. Nosotras cambiamos unos pocos euros cuando llegamos al aeropuerto de Varsovia para pagar el transporte al hotel. Al día siguiente, ya en el centro de la ciudad, comparamos entre varias oficinas de cambio y finalmente conseguimos el mejor cambio (a 4,27 PLN) en una de las tantas Kantor Exchange que hay por la ciudad.

En Polonia la vida es bastante más barata que en España o en los países del norte de Europa. Si sabes a dónde ir, puedes comer por bastante poco dinero. Eso sí, todo lo que rodee al turismo será más caro de lo normal, así que huye de todo lo que huela a turistada total.

TIP: si eres estudiante, ¡no se te ocurra dejarte el carné en casa! En Polonia hace descuentos en muchísimas partes si enseñas el carné de estudiante de tu universidad o instituto.

Presupuesto para viaje de 1 semana a Polonia

A continuación te muestro el desglose de los gastos aproximados de mi semana en Polonia:

Vuelo Barcelona-Varsovia/ Cracovia-Girona ………….. 41€

Alojamiento en los distintos hostales por 7 noches ………….. 57€

Trenes y otros transportes (buses y taxis) ………….. 66€

Excursiones ………….. 50€

Comidas y otros ………….. 110€

TOTAL por persona ………….. 324€

¿Cómo lo ves? No se tú, pero yo estoy acostumbrada a viajar barato y aún así este viaje me sorprendió porque no me esperaba que fuera tan económico. ¡Así da gusto viajar!

Antes de viajar a Polonia: recomendaciones

Para nadie resulta desconocido el sufrimiento que el nazismo primero y la Segunda Guerra Mundial después causaron en Polonia. En muchos rincones del país es aún visible la huella de estas atrocidades del pasado y por ello es recomendable que repases un poco los acontecimientos históricos de Polonia, para que así puedas entender mejor la realidad actual de la sociedad polaca. Para ello, nosotros te recomendamos tres películas que, en nuestra humilde opinión, te permiten hacerte una idea muy acertada de cómo fueron aquellos terribles años.

La primera de ellas es una obra maestra del cine y es tan conocida que es muy probable que la hayas visto ya. Se trata de El Pianista (2002), película que narra la vida de un pianista polaco de origen judío que acaba malviviendo en la gueto de Varsovia. La segunda de ellas es La Lista de Schindler (1993), que cuenta la historia de un empresario alemán que salvó la vida de alrededor de 1100 judíos polacos durante el Holocausto. Por último, Ida (2013), la única que nosotros no hemos podido ver hasta ahora pero que todo el mundo recomienda muchísimo, y que narra las complicadas relaciones entre judíos y polacos.

viaje polonia ruta cracovia barrio judio

Esperamos que te haya sido de utilidad este primer post sobre Polonia. Aquí te dejamos los siguientes post que hemos escrito sobre lo que puedes ver y hacer en las ciudades polacas de Varsovia, Poznan, Wroclaw y Cracovia.

¡Hasta la próxima, viajeros! 😀

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

6 Comentarios
  • Carmen
    Publicado a 11:43h, 17 agosto Responder

    Super completo. Me encanta. Y super econónico, no me esperaba esos precios. Apuntadito todo porque quien sabe.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 19:22h, 17 agosto Responder

      Ojalá pudiéramos viajar siempre con esos precios, ¿verdad? Gracias por leernos, guapa😘

  • @2almasviajeras
    Publicado a 12:14h, 17 agosto Responder

    Muy bien detallado el post chicos, me ha gustado mucho. Un abrazo

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 19:19h, 17 agosto Responder

      ¡¡Muchísimas gracias, Jess!!😊😘

  • Elisa
    Publicado a 18:53h, 03 octubre Responder

    Muchas gracias por la información y por la experiencia que has contado, la verdad es que me han entrado unas ganas enormes de aventurarme y ver un poco más de mundo.
    Mi problema es que las fechas que estaba mirando son en febrero y la verdad es que ese hecho me sigue echando bastante hacia atrás. No sé si es posible disfrutar lo mismo de una ciudad con -5ºC, a pesar de las mallas y camisetas térmicas. En mi caso, los abrigos y botas que yo tengo son los que uno puede comprar en una tienda como el Corte Inglés de España y la verdad es que dudo que sean de la misma calidad o capacidad térmica que la que una persona puede comprar por ejemplo en Polonia y no sé si podrían ser suficientes para disfrutar como se debe de una escapada turística.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 22:42h, 06 octubre Responder

      Hola, Elisa! Nosotros cuando hacemos viajes a lugares tan fríos siempre llevamos ropa térmica interior que compramos en Decathlon y por encima solemos llevar ropa de tiendas tipo Inditex. Por ejemplo en Polonia encima de todas las capas de ropa térmica llevé una parka nuy abrigadita de Bershka y unas mallas y botas altas de Primark. Y no pasé nada de frío, y eso que soy super friolera porque me he criado en un lugar donde siempre estamos a 25 grados😂 Así que no lo dudes y anímate a conocer Polonia en febrero! Nevado todo se ve aún más bonito y el frío es durillo pero si te abrigas no tiene porqué haber mayor problema😊

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove