viajar un mes australia información playa doce apóstoles great ocean road

Preparativos para un viaje de un mes a Australia: información práctica

¡Estás eufórico! Por fin vas a poder conocer ese pedazo del planeta tan ansiado por los viajeros: ¡Australia! Un país cuyo atractivo podría equipararse al de su tamaño, y es que para nadie es ya un secreto que esta isla-continente tiene la misma extensión que toda Europa junta (a excepción de Rusia).

Ya sea por su gran tamaño, su considerable distancia con respecto a España, su ubicación en el hemisferio sur, o su idioma (el inglés australiano tiene fama de ser bastante difícil de comprender), lo cierto es que a menudo a los españoles se nos antoja una misión difícil el hecho de comenzar a planear un viaje a Australia.

Y si decimos esto es porque nosotros también lo hemos vivido. De hecho, recuerdo que nada más decidir que el destino de nuestro próximo viaje sería este alucinante país, tres mil dudas comenzaron a rondar en mi cabeza: ¿cuánto tiempo necesito para conocer el país? ¿Será todo tan caro allí como dicen? ¿Tendré que pedir visado? ¿Podré adoptar traerme un koala para tenerlo de mascota en España? Y un largo etcétera.

Por eso, si tú también te encuentras en esta tesitura, o simplemente te has planteado la posibilidad de conocer este país en un futuro no tan lejano, este es tu post. En él te demostramos que planificar tu próxima aventura en Australia no es tan difícil como podría parecer en un principio.

viajar un mes australia información koala

¿Cuánto tiempo para conocer Australia?

Visitar un territorio tan gigantesco como Australia implica que elijas entre dos opciones: o dispones de muchos meses para conocerla en profundidad, o escoges visitar únicamente una zona del país. Mi recomendación es que si tu país de residencia está tan lejos de Australia como España, como mínimo debes disponer de 3 semanas – 1 mes para que desplazarte hasta Australia te merezca la pena. Si no dispones de ese tiempo, creo que sería mejor dejar Australia para otra ocasión en la que tengas más días de vacaciones.

En nuestro caso, nosotros decidimos que nuestro itinerario para ese mes sería el siguiente:

  • Sydney: 5 días
  • Roadtrip en caravana por el estado de Queensland, desde Brisbane hasta Cape Tribulation, incluyendo Fraser Island y Gran Barrera de Coral: 17 días
  • Melbourne y roadtrip por la Great Ocean Road: 4 días

A ello hay que sumarle unos 3 días más que realmente no fueron aprovechables, ya fuera porque los pasamos con jetlag (al principio del viaje nos afectó muchísimo) o porque los pasamos desplazándonos por el país.

Un detalle muy a tener en cuenta: en este viaje (y en todos los que hacemos) a nosotros nos gusta llevar un ritmo relajado, descubrir los lugares con calma, saboreando cada instante. Si tú también eres así, este itinerario que nosotros seguimos durante ese mes en Australia es muy de tu estilo; por el contrario, si eres de esos viajeros super activos que no para quieto ni un segundo, quizás podrías añadir alguna ciudad más, ya que podría darte tiempo sin problemas.

En principio, al disponer de un mes entero nosotros teníamos pensado añadir a la ruta Uluru y el outback australiano, ya que consideramos que teníamos tiempo de sobra. Finalmente decidimos no hacerlo, ya que visitar Uluru suponía un desembolso de dinero muy importante, el cual preferimos guardar para gastarnos en el roadtrip. No obstante, si vas a viajar a Australia un mes (o más) y estás dispuesto a gastarte el dinero que conlleva desplazarte hasta Uluru, yo ni me lo pensaría. Eso sí, no vayas a quedarte allí una semana, porque entonces le quitarás mucho tiempo a otras zonas del país que también merecen mucho la pena. Pero añadir dos o tres días en Uluru a este itinerario de un mes podría ser una idea genial.

viajar un mes australia información gran barrera coral

¿Cuál es la mejor época para viajar a Australia?

Esta pregunta es un tanto compleja. Para saber en qué época del año es más recomendable viajar a Australia, debemos tener en cuenta dos factores:

1. Al ubicarse en el hemisferio sur, las estaciones del año van “al revés” que en España o en cualquier otro país de Europa. En decir, mientras en España es verano de junio a septiembre, en esos mismos meses en Australia es invierno; y mientras durante la Navidad toda Europa se muere de frío, en Australia pasan esas fechas bajo el solecito veraniego.

2. Australia posee una extensión tan considerable que, dependiendo de la zona que vayas a visitar, el clima puede variar muchísimo. Y al contrario de lo que pasa en Europa, en el sur de Australia hace frío y en el norte hace más calor. De esta manera podrás comprobar que en ciudades como Melbourne (ubicada al sur del país) puede llegar a hacer un frío considerable, mientras que en todo el estado de Queensland (noreste) el clima es bastante más cálido (y húmedo a más no poder, también).

Entonces, resumiendo: Australia suele gozar de unas temperaturas moderadas casi todo el año. No obstante, el invierno (de junio a agosto) en el sur del país suele ser realmente frío, mientras que en verano (de diciembre a febrero) las temperaturas generales son más elevadas, sobre todo en la zona norte. Estos meses del año más calurosos conforman la temporada alta, así que los precios se disparan y hay mayor afluencia de turistas.

Por todo ello nosotros creemos que lo más recomendable es visitar Australia en primavera (de septiembre a octubre) o en otoño (de marzo a mayo), ya que las temperaturas serán más moderadas, no es temporada alta y no vas a tener que lidiar con aglomeraciones de turistas dondequiera que vayas. Nosotros viajamos nada más empezar la primavera y creo que fue un acierto.

australia viaje playa brighton beach melbourne

Documentación y visado

Si eres español y vas a viajar a Australia, debes llevar tu pasaporte con validez mínima de 6 meses y, además, debes solicitar el visado para entrar en el país. Este visado recibe el nombre de eVisitor (subclass 651), y te permite permanecer en Australia un máximo de 3 meses, siempre y cuando el propósito de tu viaje sea turismo o negocios. Para los españoles se trata de un trámite sencillo y completamente gratuito, el cual puedes solicitar por internet en esta web del Departamento de Inmigración del gobierno australiano. Aunque está en inglés, la página es bastante intuitiva, así que solo te llevará unos minutos completar todo el trámite.

Antes de comenzar a rellenar los datos que te piden, debes crearte una ImmiAccount; una vez lo hagas, ya puedes empezar el trámite de solicitud de visado como tal.

Recuerda que si eres español, este tipo de visado concreto del que te hablo no tiene ningún coste. Si ves que alguna web por internet te pide dinero por realizar ese trámite, que sepas que son unos listos que lo único que quieren es quedarse con tu dinero. Así que no pagues a nadie para que te lo haga; si no entiendes inglés, mejor pídele a un amigo o un familiar que te eche una mano.

¿Y cuánto tardan en concederte el visado? Generalmente no se demora más de unos pocos días. Yo me olvidé por completo de solicitarlo, y lo vine a hacer tres días antes de que saliera nuestro vuelo a Sydney. Mi visado me lo aprobaron sobre la marcha, pero el de Jonás (que lo hice casi al mismo tiempo que el mío) no me lo aprobaron hasta dos días más tarde.

Cuando te concedan el visado te mandarán una copia a tu correo. No hace falta que lo imprimas ya que no suelen pedirlo, aunque siempre es recomendable tener ese documento a mano en tu móvil por si acaso.

Además de estos documentos, en el avión la tripulación te dará una passenger card que debes rellenar con tus datos y presentar a los agentes de fronteras una vez bajes del avión.

viajar un mes australia información visado pasaporte

Las aduanas en Australia

Los programas de la televisión en los que nos muestran la rigidez e inflexibilidad de los agentes de aduanas australianos han causado estragos. Al menos Jonás y yo pensábamos que nos iban a examinar el equipaje y a hacer mil preguntas a nuestra llegada a Sydney, pero lo cierto es que nada de eso ocurrió.

Mientras te asegures de tener toda la documentación en vigor (pasaporte, visado y passenger card cumplimentada) y de no llevar en tu equipaje ningún producto que pueda comprometerte (armas, comida, el equivalente a más de 10.000 AUD, etc.), no vas a tener mayor problema en aduanas.

Dinero

La moneda de Australia es el dólar australiano (AUD), y 1€ equivale aproximadamente a 1,50AUD.

Al contrario de lo cabría esperar, las monedas de pequeño tamaño en Australia son las de más valor (2AUD), mientras que las más grandotas son las que valen menos (50 céntimos). Y un dato que nos llamó mucho la atención es que los billetes están fabricados en un material irrompible. ¡Verás que aunque lo intentes no podrás romperlos usando tus manos!

La pregunta del millón es: para viajar a Australia, ¿es mejor llevar dinero en efectivo o pagar con tarjeta? Nosotros diríamos que las dos cosas.

Es Australia generalmente sí aceptan las tarjeta europeas. Antes de nuestro viaje leí en varios blogs que allí no se aceptaban las tarjetas de débito europeas. Esto es totalmente FALSO; nosotros durante todo ese mes pagamos siempre con una Visa Electrón y una Mastercard, ambas de débito, y nunca tuvimos ningún problema. Eso sí, y esto es MUY IMPORTANTE: si tu tarjeta no tiene chip y tienes que introducirla en el datáfono, cuando te dé a elegir si pagar con débito o crédito, escoge siempre crédito. Si escoges débito (que sería lo lógico, ya que estás pagando con una tarjeta de débito) a veces no se realiza el pago. Si seleccionas crédito, igualmente se te pasará el cargo en tu tarjeta de débito, así que no tienes de qué preocuparte.

Como antes de viajar a Australia no estábamos seguro de si podríamos pagar con nuestras tarjetas de débito, decidimos llevarnos también una Visa de crédito, la cual finalmente no tuvimos que utilizar demasiado.

En lo que respecta al efectivo, creemos que siempre es recomendable llevar algunos euros para poder cambiarlos por la moneda del país que vayas a visitar. Nosotros nos llevamos bastante dinero en efectivo, aunque solo fuera para prevenir (imagina que nos roban las tarjetas o nos dejan de funcionar o sucede cualquier problema inesperado), la mayoría del cual ni siquiera llegamos a cambiar por dólares australianos porque no nos hizo falta.

Los mejores lugares donde cambiar tu dinero para recibir dólares australianos son las Exchange Office. Cada una de ellas ofrece un cambio diferente, así que nosotros siempre recomendamos visitar unas cuantas y comparar tarifas antes de escoger la que ofrezca el mejor cambio. En Melbourne y Cairns vimos Exchange Offices en cada rincón, mientras que en Brisbane y Sydney no las ves con tanta frecuencia. Por favor, ni se te ocurra cambiar dinero en el aeropuerto, a no ser que sea para una urgencia, ya que las tarifas son tan pésimas que acabas perdiendo muchísimo dinero.

Por si te pudiera interesar, las oficinas de cambio donde nosotros conseguimos mejores tarifas fueron Kings Currency (en Gold Coast), y Western Union (en Cairns).

viajar un mes australia información sydney ópera

¿Es caro viajar por Australia?

Sí y no.

Reconozco que no me pareció tan caro como me lo habían pintado, pero es cierto que un viaje a Australia que sea provechoso implica un desembolso de dinero muy importante.

Pero como este es un tema extenso, queremos dedicar un post enterito solo para hablarte de ello detalladamente 🙂

Seguridad en Australia y seguro médico

La fauna australiana es famosa por su peligrosidad, para qué nos vamos a engañar. Todo el mundo sabe que entre los bichillos que puedes encontrar en tu viaje se encuentran serpientes, arañas gigantes, tiburones, medusas mortíferas, etc, etc.

Pero ya se sabe que a menudo la gente suelen exagerar. No obstante, en ocasiones en las que la vida de una persona está en juego, siempre es mejor pecar de precavido. A continuación te detallo algunos peligros reales que nosotros sí que llegamos a percibir:

MEDUSAS: sumergirte en el mar para descubrir los tesoros de la Gran Barrera de Coral implica algunos riegos, sobre todo si visitas Australia en los meses de octubre-noviembre a mayo. Esta es temporada de medusas (en Canarias las llamamos aguavivas), y las medusas australianas no son como las de España. ¡Con éstas sí que tiene uno que andarse con cuidado si no quiere acabar cruzando al otro barrio! Hablaremos más de este tema cuando escribamos sobre hacer snorkel en la Gran Barrera 🙂

TIBURONES: en Australia es muy común ver tiburones (algunos de ellos inofensivos y otros… no tanto). Nosotros vimos un tiburón de punta negra en la Gran Barrera y tenemos que reconocer que impone encontrarte de repente con ese bicho debajo del agua. Si hablamos de tiburones más peligrosos, los más comunes en Australia son el tiburón blanco, el tiburón tigre y el tiburón toro. No se registran muchos ataques al año, y la mayoría de ellos son sufridos por los pobres surfistas. Aún así, si te bañas en alguna playa australiana, mejor mantente siempre cerca de la orilla, por si las moscas.

PEZ PIEDRA Y CARACOLAS EN FORMA DE CONO: otra amenaza a tener en cuenta si quieres hacer snorkel. Mientras no toques nada estando debajo del agua (el pez piedra, como su propio nombre indica, parece una piedra pero sus espinas tienen un veneno muy potente) y evites coger caracolas en forma de cono, no tiene por qué pasarte nada.

SERPIENTES Y ARAÑAS: para nadie es un misterio que Australia alberga una buena colección de serpientes y arañas venenosas. Evita ponerte a caminar sin rumbo por caminos que no estén asfaltados, por si acaso vayas a encontrarte a una de estas amigas poco deseables. Ya sabemos que en el caso de serpientes y arañas, ellas no atacan si no se sienten amenazadas. Pero claro, si vas caminando por el campo y sin querer pisas una serpiente… yo creo que como mínimo un mordisquito te llevas.

COCODRILOS: en la zona norte de Queensland no es nada raro ver cocodrilos de agua salada, por lo que es mejor que evites acercarte al mar, al río o a los estanques.

Una recomendación: siempre que visites un lugar en el que sea frecuente la presencia de algún ser vivo peligroso, es fácil ver carteles que te avisan del riesgo. No obstante, hay gente que ignora por completo estas advertencias y decide arriesgarse. Nuestro consejo es que NO te la juegues a no ser que un entendido en el tema te asegure que no hay peligro. Por ejemplo, en nuestra visita a la isla Fraser no vimos ninguna indicación sobre si era (o no) seguro meterse en el mar pero todo el mundo lo evitaba. Nosotros decidimos darnos un buen baño, no sin antes consultarlo con el guía, que nos aseguró que no había peligro.

El en caso de que estando en Australia necesites ayuda, recuerda que el número de emergencia australiano es el 000.

Nosotros siempre recomendamos viajar con seguro médico, sea cual sea el país de destino. Más vale llevar las espaldas cubiertas ante cualquier incidente que pueda surgir, ¿verdad? En el caso de Australia, yo creo que contratar un seguro médico debería ser casi obligatorio, por la evidente peligrosidad que supone.

Nosotros siempre que viajamos contratamos nuestro seguro médico con Iati. Si tú también reservas el tuyo a través de este enlace, tendrás un 5% de descuento solo por ser nuestro lector 🙂

viajar un mes australia información viajar un mes australia información canguro pareja viajeros canarios

Conducir en Australia

Si eres español, lo único que necesitas para conducir en Australia es, además del carné de conducir español, el permiso internacional de conducción. Para realizar este trámite debes pedir cita previa con bastante antelación en la web de la DGT y pagar la tasa de 10,20€. ¡Más fácil, imposible!

Lo que no es tan sencillo es lo de conducir en Australia, ya que ahí la cosa se complica un poco. Por ello hemos decidido que haremos otro post para tratar este tema en profundidad y solventar posibles dudas.

El inglés en Australia

No importa que tengas un nivel C1 de inglés; como te encuentres con un australiano cerrado, sentirás que todos tus años aprendiendo inglés en el “cole” no te sirvieron de nada. El acento aussie es muy diferente del británico y del norteamericano, así que los primeros días que pases en el país es probable que sientas como si te estuvieran hablando en chino.

Y no solo eso, lo mejor de todo es que tienen muchísimo vocabulario propio, que realmente consiste en acortar las palabras. Por ejemplo, al McDonalds allí lo conocen como Maccas, el breakfast es brekky, a la ciudad de Brisbane la llaman Brissy, una barbecue en Australia es una barbie y el saludo por excelencia es How are you, mate? (pronunciado algo así como: hawaya, mai?). De hecho, ellos se refieren a su propio país con el nombre de Oz. ¡Les encanta esto de economizar el lenguaje! Al principio cuesta adaptarse, pero ya luego vas cogiendo el truquillo. No worries!

Otros datos de interés

– Dentro de Australia existen 3 husos horarios; estos varían en función del estado en el que te encuentres. Por ejemplo, nosotros cuando estuvimos en Brisbane, que se ubica en el estado de Queensland, decidimos bajar a Byron Bay, que ya pertenece al estado de Nueva Gales del Sur. De un lugar a otro, a pesar de que solo los separan 2 horas de distancia en coche, ya hay una hora de diferencia entre ambos.

– Como buen viajero moderno, es muy probable que durante tu viaje por la lejana Australia quieras mantener el contacto con tus amigos y familiares, y también acceder a tus redes sociales (¿quién se resiste a compartir una foto de este alucinante país?). Para ello nosotros lo que hicimos fue llevarnos un móvil liberado y, una vez en Australia, comprar una tarjeta prepago para poder disponer de datos y llamadas. Nosotros la compramos en Vodafone y pagamos 50 AUD por la tarjeta y por 12 gigas de datos (también teníamos minutos en llamadas nacionales, los cuales nos vinieron genial cuando teníamos que llamar por teléfono para reservar los campings). Cuando se te agoten, vas recargando la tarjeta con el importe que más te convenga (puedes recargarlas en las tiendas 7-11 o en los supermercados Coles o Woolworths).

Si decides no adquirir una tarjeta prepago, en muchos puntos del país, sobre todo en las grandes ciudades, encontrarás redes WiFi gratuitas (aunque para algunas de ellas te piden que facilites un número de teléfono australiano y si no lo tienes… no puedes usarlas).

– En Australia la vida empieza sobre las 07:00 de la mañana, a esa hora ya es normal ver a gente en la calle. Los comercios abren a las 09:00 y cierran sobre las 16:00-17:00. Los australianos desayunan muy temprano y a las 12:00 del mediodía ya están almorzando. No esperes encontrar muchos restaurantes abiertos para almorzar a partir de las 14:00 o 15:00. La cena es temprana también, sobre las 18:00. Como vayas a cenar a la misma hora a la que sueles hacerlo en España, lo más probable es que acabes yéndote a la cama sin comer. A excepción de las grandes ciudades, estos horarios son bastante estrictos, así que deberás adaptarte a ellos para poder vivir y comer al mismo ritmo que los aussies. 

– En Australia (a diferencia de Europa) tienen muy claro que el ser humano tiene derecho a disponer de agua potable de manera totalmente gratuita. Por ello, verás que hay fuentes por todas partes, en las que puedes saciar tu sed sin necesidad de gastar dinero. Además, los restaurantes están obligados a servirte agua gratuita cada vez que consumas en ellos. Este agua proviene del grifo, y es perfectamente apta para el consumo humano. Otro básico completamente gratuito es Australia es el baño; a cada paso verás unos servicios públicos (casi siempre, impecables) cuyo uso no tiene coste alguno.

– Para recargar tus dispositivos electrónicos necesitarás un adaptador, ya que las clavijas de la electricidad en Australia con completamente diferentes a las de Europa.

– Los aussies son personas encantadoras. Por supuesto, hay excepciones, pero por regla general la mayoría de ellos no pueden ser más agradables. No miento al asegurar que en pocos países me he encontrado gente tan atenta con los viajeros. Cuando parábamos a repostar en las gasolineras, en los restaurantes, o donde fuera, siempre había un australiano deseando saber de dónde veníamos y si nos estaba gustando su país. ¡Así da gusto viajar!

viajar un mes australia información daintree mossman

Esperamos que te haya servido muchísimo este post. Planear un viaje largo a Australia implica mucho trabajo, y con esta serie de artículos que comenzamos hoy, esperamos poder facilitarte un poquito esa tarea.

Si te queda alguna pregunta, no dudes en contactarnos en este formulario o mediante nuestras redes sociales. ¡Te ayudaremos encantados!

¡Hasta la próxima, viajeros! 😀

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Tags:
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

2 Comentarios
  • Irene
    Publicado a 14:32h, 09 noviembre Responder

    ¡Me ha encantado el post! Sin lugar a dudas lo tendré muy en cuenta cuando en un futuro (espero que no muy lejano) prepare mi viaje a Australia. Me alegro de que haya sido un viaje tan chulo para vosotros.

    Besos!

    Irene

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 19:05h, 11 noviembre Responder

      ¡Gracias, bonita mía! ¡Yo también espero que pronto tengas que volver a leer nuestros artículos sobre Australia para coger notas! Porque eso significará que en breve conocerás ese gran país. ¡Un besazo grande!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove