Qué ver en Busan (Corea del Sur) en 3 días

Si has llegado a este post, posiblemente estés planeando un viaje a Corea y estés planeando visitar Busan. O tal vez no; quizás seas como yo, y te guste leer blogs de viajes por mero entretenimiento. Sea como sea, te invito a una cerveza a que te pases por los otros dos post que hemos escrito en el blog sobre el viaje a Corea: el primero, en el que te comentamos la información turística básica (alojamiento, transporte, presupuesto, etc.) que debes conocer antes de viajar al país; y el segundo, en el que hablamos de los imprescindibles de Seúl.

Una vez dicho esto, pasemos a lo importante:

tumblr_nip7kldcsx1r8c88wo1_500

Si vas a viajar al país, es probable que una de tus paradas incluya Busan, una importante urbe ubicada a orillas del mar, cuyo marisco goza de buena fama entre los coreanos.

Yo dediqué a Busan tres días, de los cuales únicamente pude aprovechar bien dos. Mi humilde consejo es que si vas a viajar a Busan, como mínimo deberías dedicarle tres días para que te dé tiempo de conocer todo aquello que la ciudad tiene que ofrecer.

¿Y qué es lo que no debes perderte de Busan? Empecemos:

Gamcheon Cultural Village

Se trata de un pintoresco pueblo cuyas casas están todas pintadas de colores, siendo el azul el más predominante. Además de las casitas de colores tan cuquis, paseando por el pueblo encontrarás grafitis, esculturas, murales y mil monerías más, todas ellas puestas allí para hacer las delicias de los turistas. Porque sí, hay que reconocerlo: este pueblo esta superhiper explotado, y son miles los turistas que acuden a él con el único objetivo de hacerse mil fotos. Aún así, sigue siendo bonito y, en mi opinión, no puedes viajar a Busan y no pasarte a conocerlo. Intenta evitar los fines de semana para que no encuentres el lugar demasiado masificado.
Un consejo: nada más llegar, busca la oficina de Información de Gamcheon Cultural Village (la encontrarás al lado de las figuras que aparecen en la primera foto, en una de las entradas al pueblo). Pídeles el mapa de la zona para que puedas ubicarte y tengas identificada la localización de todos los rincones que merece la pena visitar. Además, con el mapa puedes ir parándote en algunos puntos del pueblo para que te lo sellen. Si consigues todos los sellos, te regalarán dos postales de Gamcheon.

Cómo llegar: la forma más barata de hacerlo es combinando metro y bus, que es lo que hice yo. Coge la línea 1 (color naranja) hasta la estación Toseong y una vez allí, sal a la calle por la salida 6. Busca un hospital y verás que justo delante hay una parada de autobús. Coge el bus número 2 o el 2-2, que te llevará colina arriba y en cinco minutos ya habrás llegado a Gamcheon Village. Reconocerás la parada en la que tienes que bajar porque puedes ver las casitas de colores desde el bus. Para volver, puedes tomar cualquiera de los dos buses (2 o 2-2), solo que debes cogerlos en la parada situada enfrente a la que te bajaste cuando llegaste.

gamcheon cultural village busan corea asia casas colores gamcheon cultural village busan corea asia casas colores

gamcheon cultural village busan corea asia casas colores gamcheon cultural village busan corea asia colores blogger viajes libertad

Templo Haedong Yonggungsa

He aquí la joya de la corona de Busan. Vale, quizás exagero. Pero si te gustan los templos budistas tanto como a mí, este lugar te encantará. A diferencia de la mayoría de los templos coreanos, que suelen estar ubicados en las montañas, el templo Haedong Yonggungsa se encuentra a orillas del mar. Este hecho dota al complejo de un encanto especial, ya que cuando estás dentro, visitándolo, eres capaz de oír el sonido de las olas. ¡Imagínate el nivel de relajación que tiene que alcanzar la gente que va a meditar allí! Yo me cambiaba por ellos sin pensarlo.

Tómate tu tiempo para visitar el templo y disfrutar de cada rincón. La entrada es gratuita, como suele ser habitual es los templos budistas. Abre a las 5 de la mañana y cierra al atardecer.

Me encantaría enseñarte mil fotos de este increíble lugar pero, por desgracia, no va a ser así. En otro post que tengo pensado escribir dentro de poco, te contaré mejor el motivo. Pero, a resumidas cuentas, te diré que me cayó el diluvio universal cuando estuve en el templo, y era tan fuerte el viento y la lluvia que me fue imposible tomar fotos. A duras penas, me subí al arca de Noé y juntos remamos hacia tierra firme. Aún así, creo que las poquitas fotos que pude hacer te servirán para captar mínimamente la belleza del lugar.

Cómo llegar: toma el metro, línea 2 (color verde), y bájate en la estación Haeundae. Sal a la calle por la salida 7 y te encontrarás justo delante de una parada de bus. Coge el número 181, y en unos 20 minutos bájate en la parada Yonggungsa Temple. Si vas atento a la carretera, sabrás cuando te estás acercando a la parada correcta, ya que las señales de tráfico te irán dando una idea. Desde la parada donde te deja el bus hasta el templo, tienes que caminar unos diez minutos siguiendo las señales que encontrarás a lo largo del camino.

Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia

Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia Buda Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia Templo Haedong Yonggungsa Busan Corea Asia

Templo Beomeosa

Otro templo precioso, cuya visita es más que imprescindible. Por suerte, este sí que pude visitarlo con calma. Situado en una famosa montaña de Busan, este templo es en realidad una reconstrucción del original, que fue destruido por los japoneses. Este templo presenta una arquitectura exquisita y unos colores preciosos. ¿Recuerdas que en el post sobre Seúl te mencioné en varias ocasiones a la dinastía Joseon? Pues bien, este templo también fue construido bajo el mandato de uno de sus monarcas. Echa un vistazo a las fotos y dime si no te parece una maravilla.

Cómo llegar: coge el metro, línea 1, y bájate en la estación Beomeosa. Sal a la calle por la salida 5 y a un lado verás una pendiente que sube ligeramente. Camina por ella durante 2-3 minutos y llegarás a una estación pequeñita de buses. Coge el número 90 y en 10 minutos tienes que bajarte en la parada que se llama Beomeosa Temple. El bus te deja justo en el lugar que aparece en la foto; solo tienes que subir las escaleras que se ven al fondo y caminar cuesta arriba durante 5 minutos.

Templo Beomeosa Busan Corea Asia

Templo Beomeosa Busan Corea Asia Templo Beomeosa Busan Corea AsiaTemplo Beomeosa Busan Corea AsiaTemplo Beomeosa Busan Corea Asia Templo Beomeosa Busan Corea Asia Templo Beomeosa Busan Corea Asia blogger Libertad

Templo Seokbulsa

También conocido como el templo del Buda de Piedra, este lugar era uno de los que más ganas tenía de conocer y… ¿a que no adivinas? ¡Bingo! Al final, no lo pude ver por culpa de la odiosa lluvia, que decidió que esos días tenía que visitar Corea para fastidiarme los planes.

Este templo es una maravilla pero llegar a él no es un camino de rosas, precisamente. Según he leído en Internet, visitar Seokbulsa implica hacer un poco de senderismo por caminos montañosos, pero estoy segura de que ese esfuerzo vale la pena. Y para que yo, con lo vaga que soy, diga que un esfuerzo físico vale la pena… ya tiene que ser por una buena razón.

Te recomiendo que si visitas Busan, te plantees conocer este privilegiado rincón budista ubicado en plena montaña. Busca en Internet imágenes del templo e instrucciones sobre cómo llegar; seguro que acabas enamorado del lugar. Si es así, puedes mandarme fotos para darme envidia😁

Mercados

Siendo Busan uno de los principales distribuidores de marisco del país, visitar los mercados y comprobar in situ la gran oferta que poseen de productos del mar, es una actividad realmente divertida. Y digo divertida porque, ¡dios mío! Nunca en mi vida había visto marisco de semejante tamaño. Me volví loca sacando fotos para mandárselas a mi padre, que es un amante del mar, de la pesca submarina y de todo lo que sea comer marisco y pescado. Yo recorría los puestos asombrándome con todo lo que veía y sacando fotos como loca, mientras que los comerciantes de los puestos no paraban de gritarme en coreano para llamar mi atención. ¿Pensarían que iba a salir de allí con una bolsa chorreante llena de caracoles gigantescos, como quien compra unos zapatos? A saber jajaja🙈

Entre los mercados más famosos se encuentran Gukje Market y Jagalchi Market. Para llegar a ellos, coge el metro (línea 1) y bájate en Jagalchi Station; si quieres ir al mercado Gukje, toma la salida 7, y para Jagalchi escoge la salida 10. A pocos metros caminando los encontrarás. Otro muy conocido es Haeundae Market, ubicado cerca del mar. Todos ellos suelen cerrar sobre las 9-10 de la noche, dependiendo de la época del año, así que no dejes la visita para muy tarde, no sea que te los encuentras cerrados.

En los mercados de Busan descubrí algo muy curioso: algunos puestos te venden el marisco fresco (de hecho, los animales están vivos, como puedes ver en la foto). Y en el puesto de al lado tienen montado un restaurante improvisado para que, si lo deseas, puedas comprar el marisco que quieras y allí mismo, sobre la marcha, ellos te lo preparan como tú les digas.

Mercado Haeundae Busan Corea Asia Mercado Haeundae Busan Corea Asia Mercado Haeundae Busan Corea Asia Mercado Haeundae Busan Corea Asia

Playas

Las playas de Busan gozan de buena fama entre los coreanos. Y sí, son bonitas, pero tampoco espectaculares. Al fin y al cabo, no dejan de ser playas de ciudad, las cuales ya sabemos que, por lo general, no acostumbran a ser una maravilla. Con excepción, claro está, de mi querida playa de Las Canteras (en Gran Canaria) y de la playa de La Barceloneta (en Barcelona), que son playas de ciudad y son increíblemente bonitas.

Las dos playas más famosas son Gwangalli Beach y Haeundae Beach. Gwangalli Beach es un poco más pequeña pero desde la arena y desde el paseo se obtienen unas vistas perfectas del puente Gwangandaegyo (también llamado Diamond Bridge). Haeundae, por su parte, es bastante más grande y a mí me gustó mucho.Lástima que mis días en Corea no fueran los más veraniegos y agradables del mundo y la lluvia y el cielo gris deslucen cualquier paisaje. No obstante, estoy segura de que con un día soleado, las playas se habrían visto mil veces más bonitas.

Otra playa muy conocida es Dadaepo Beach. A mí no me dio tiempo de verla, porque queda un poco más alejada del centro de Busan, pero si tienes tiempo, deberías pasarte a echarle un vistazo (o a darte un baño, si el tiempo te lo permite).

Cómo llegar: para Gwangalli Beach, coge el metro, línea 2, hasta Gwangan Station, y sal a la calle por las salidas 3 o 5. Una vez en la calle, tienes que caminar unos 900 metros siguiendo las señales hasta llegar al paseo marítimo. Para Haeundae Beach, también tienes que coger la línea 2, pero en esa ocasión, bájate en Haeundae Station y coge las salidas 3 o 5. También tienes que caminar unos 600 metros siguiendo las señales hasta llegar a la playa. Por último, para llegar a Dadaepo, toma la línea 1 hasta Goejeong; una vez allí, toma el bus número 11 o el 96 y bájate en la parada de Dadaepo Beach.

playa Gwangalli Beach Busan Corea Asia

playa Gwangalli Beach Busan Corea Asia

playa Gwangalli Beach Busan Corea Asia

playa Haeundae Beach Busan Corea Asia

playa Haeundae Beach Busan Corea Asia

Para mí, estos lugares son los 5 imprescindibles de Busan, los cuales puedes ver en unos 3 días perfectamente. No obstante, si dispones de más tiempo, yo te recomendaría que visitaras el parque natural Taejongdae, donde podrás contemplar el mar desde el faro o desde los altos acantilados; y Huinnyeoul Cultural Village, un pueblo similar a Gamcheon pero mucho menos conocido, cuyas casitas blancas al borde del mar le han hecho recibir el apodo de “la Santorini de Busan”.

Antes de terminar, tres recomendaciones:

– La gente en Busan es simpática aunque no tanto como en Seúl. Lo peor de todo es que NO hablan inglés, así que, aunque lo intenten, muchas veces no podrán ayudarte en caso de que necesites preguntar algo. Además, casi no encontrarás extranjeros por las calles que puedan comunicarse contigo en inglés. Por eso, procura llevar siempre el nombre del lugar que buscas apuntado en coreano o, al menos, una foto de ese sitio, para que se la puedas enseñar a la gente por la calle o a los propios taxistas. En el caso de los buses, resulta un poco complicado adivinar la parada exacta en la que te tienes que bajar, así que, nada más subir, enséñale al conductor el nombre en coreano del sitio al que te diriges y siéntate cerca de él, para que no se olvide de avisarte cuando te toque bajar.

– Nada más llegar a Busan cogí un taxi y ya no volví a montarme en ninguno más. De hecho, preferí viajar en bus antes que en taxi, aún sabiendo que era más complicado. ¿El motivo? No son muy económicos y, además, el taxista que me tocó el primer día se portó como un imbécil. Solo se preocupó de llevarme a mi destino y de cobrarme; en realidad no tenía ni idea de dónde estaba el lugar que yo buscaba y, en lugar de preguntar a un compañero, me indicó una dirección errónea y por su culpa pasé casi dos horas dando vueltas completamente perdida. ¡Y encima no me había costado barato, precisamente! Quizás yo tuve mala suerte y fui a parar con un idiota, pero de todos modos lo comento para que no te pille desprevenido.

– Además de bus o taxi, moverte en metro por Busan es obligatorio. El bono diario de metro es increíblemente económico: cuesta 4.500 wones y puedes usarlo de forma ilimitada durante 24 horas, lo cual te supondrá un ahorro de dinero realmente importante.

¡Y eso es todo! Esperamos que te haya gustado el post y, como siempre, si tienes alguna duda, aquí estamos para ayudarte en lo que podamos.

¡Hasta la próxima!😄

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 VIAJA CON LIBERTAD
Tags:
,
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

2 Comentarios
  • F&M
    Publicado a 06:20h, 09 agosto Responder

    Para mi, lo mejor de Busan fueron sus mercados y la gente. Solo estuvimos un día pero recorrimos 5 mercados. Nos saltamos las playas por parecer demasiado turísticas.
    Saludos
    Fuet, Mate i Arros

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 16:11h, 11 agosto Responder

      ¡Sin duda fue un día muy bien aprovechado! Los mercados de Busan son geniales😁 ¡Un abrazo!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove