Rabat en 1 día: conociendo la capital de Marruecos

Situada a orillas del océano Atlántico, Rabat es la capital política, administrativa y financiera de Marruecos, y la segunda ciudad más grande de todo el país, siendo Casablanca la que ocupa el primer puesto.

Rabat fue la gran sorpresa del viaje a Marruecos. Nos esperábamos una ciudad muy occidentalizada y, aunque en cierto modo lo es, lo cierto es que nos gustó muchísimo. Aún a día de hoy intento buscar las palabras adecuadas para describirla y creo que no las encuentro. Rabat es una ciudad moderna pero se podría decir que cada rincón conserva algo de esa esencia tan especial  y tan típica de Marruecos. Merece mucho la pena dedicar al menos 1 día a visitarla, aunque si hubiese podido yo me habría quedado incluso un día o dos más para poder empaparme de todo lo que ofrece.

Cómo llegar a Rabat

En avión: la compañía aérea de bajo coste Ryanair une Rabat con Madrid y Girona con vuelos directos a precios inmejorables. Royal Air Maroc también vuela desde Madrid a Rabat aunque los precios son mucho más elevados. Desde Barcelona, Vueling es la compañía que conecta la Ciudad Condal con Rabat. Desde Canarias, y a pesar de que estamos prácticamente al lado de Marruecos, no existen vuelos directos hacia Rabat; y en caso de que los hubiera, Binter, la compañía aérea que lleva años exprimiendo el bolsillo de los canarios, probablemente establecería unos precios que solo podría pagar el mismísimo Cristiano Ronaldo (pero ese es otro tema ya…).

En tren: nosotras llegamos a la estación de tren de Rabat Ville procedentes de Fez. Rabat está muy bien conectada por tren con las ciudades de Marrakech, Meknes, Fez y Casablanca. En caso de que viajes desde Fez hacia Rabat, como fue nuestro caso, puedes comprar los billetes en la misma estación y con unos minutos de antelación. Normalmente los trenes no van llenos así que no debería haber mayor problema para comprar los billetes sobre la marcha. En esta página web puedes comprobar los precios y los horarios. Toda la página web está en francés pero es muy intuitiva.

Una vez que llegues a la estación de tren de Rabat Ville, puedes escoger moverte por la ciudad en taxi o a pie. Nosotras recorrimos todos los lugares a pie y genial, acabas cansadillo pero bien.

IMG_1505Dónde comer en Rabat

Cuando llegó la hora de comer empezamos a buscar como locas un sitio donde llevarnos a la boca las delicias marroquíes. Pero al ser viernes, prácticamente todo estaba cerrado. Dimos vueltas buscando algún lugar abierto y después de mucho rato y muchos rugidos de tripas quejándose de la falta de alimento, encontramos un sitio con una pinta un poco rara pero al menos estaba abierto y ofrecía comida típica así que… ¡ni nos lo pensamos!

¿¿Y te puedes creer que fue allí, en ese lugar más bien cutre, donde nos comimos el mejor cuscús que probamos durante toda nuestra estancia en Marruecos?? En serio, ¡estaba para chuparse los dedos! Pedimos una ensalada marroquí para compartir que costaba 7MAD (70 céntimos de euro) y como plato principal un cuscús de verduras y pollo para cada una. ¡Y dios mío, vaya cuscús! El plato era enoooorme y estaba repleto de un montón de verduras variadas: zanahoria, calabacín, calabaza, col, papa y también garbanzos y pollo. ¿Y adivinas cuánto costó ese cuscús? ¡25MAD (2,5€)! Me he comido cuscús mucho más sosos que ese y por bastante más dinero.

Por cierto, intenté quedarme con el nombre del local para escribirlo por aquí pero creo que no tenía ni nombre 😐 Como ya he dicho, era una cafetería así cutrilla, con un toldo rojo y sillas rojas, que servía bocadillos y sandwiches y aparte algunos platos marroquíes. Estaba situada cerca de una de las puertas de la Medina de Rabat, saliendo hacia el exterior (no dentro de la Medina), pero sin ser eso ya no puedo dar ningún dato más. Pensé en preguntarle el nombre del local a algún trabajador de allí pero nadie hablaba ni papa de español ni de inglés, tuvimos que pedir la comida por señas…

De todas formas, ya les confirmo que Rabat es mucho más barata que Meknes o Fez, por lo que comer en cualquier restaurante de la ciudad, si sabemos dónde hacerlo, nos puede salir tirado de precio.

IMG_1569

¡Manjar de los dioses!

Qué ver en Rabat

1. Mezquita Assouna

Esta maravilla arquitectónica merece ser contemplada al menos durante unos minutos. Mi amiga y yo nos encontramos con dos de sus puertas abiertas y pudimos curiosear un poco su interior sin llegar a pasar más allá, que ya sabemos que el paso a los no musulmanes está totalmente prohibido.

IMG_1268IMG_1259 IMG_1266 2. Museo Arqueológico

Nosotras no pudimos visitarlo por falta de tiempo, pero si tú tienes la suerte de disponer de más días en la ciudad, te lo recomiendo muchísimo ya que en él se encuentra la colección arqueológica más extensa de todo Marruecos. El billete cuesta unos 10MAD.

3. Necrópolis de Chellah

¡Bienvenido a la casa de las cigüeñas! Estos animalitos campan a sus anchas por estas ruinas y resulta todo un gusto pasear por el lugar al son de sus crotoreos (sonido que hacen al chasquear sus picos) mientras contemplas los nidos tan enormes que elaboran en cualquier superficie que se lo permita.

Este yacimiento arqueológico es en realidad una necrópolis benimerín en la que descansan los restos de varios miembros de dicha dinastía. También se encuentran allí las ruinas de una mezquita que erigió Abu Yusuf en el año 1284, el primer califa benimerín y cuyo cuerpo también está enterrado allí. La necrópolis de Chellah está rodeada por murallas en tonos ocre, típicos de la piedra de Rabat. Al final de la dinastía benimerín, la Chellah quedó abandonada y fue saqueada en diversas ocasiones. En 1755 un terremoto la destruyó casi por completo, y en la actualidad es un lugar repleto de vegetación, donde las cigüeñas, como ya dije, son las dueñas y señoras del lugar.

Mi amiga y yo visitamos la Chellah un viernes por la mañana, con un sol que rajaba las piedras (y que duró poco, todo sea dicho). No había mucha gente visitando el lugar y eso lo hizo aún más especial. La entrada cuesta 10MAD. Les dejo algunas fotos para que se hagan una idea de la delicia que fue pasear por estos rincones:

Entrada a la Necrópolis de Chellah

IMG_1453IMG_1446IMG_1310IMG_1371IMG_1375IMG_1393

IMG_1433 IMG_1436

IMG_1440IMG_1429IMG_14544. Torre Hassan

Sin duda uno de los monumentos más emblemáticos de Rabat. Se trata de los restos de una gigantesca Mezquita que quiso construir el sultán almohade  Yaqub al Mansur en 1196, se piensa que con intención de competir contra la impresionante Gran Mezquita de Córdoba. Tras la muerte de este señor, la mezquita, inacabada, cayó en estado de abandono. Varios siglos más tarde el alminar quedó destruido por un terremoto y en la actualidad queda de él lo que conocen como la torre Hassan. Cuando nosotras la visitamos estaba en obras, por lo que no pudimos contemplarla en todo su esplendor, una pena 🙁

IMG_1545 IMG_15625. Mausoleo de Mohamed V

Este mausoleo fue erigido en memoria del rey Mohamed V, padre de la independencia marroquí. Lo mandó construir su hijo Hassan II y en el proyecto participaron 400 artesanos marroquíes. Además del mausoleo en sí, cuyo exterior está construido con mármol blanco, también encontramos una mezquita y un museo consagrado a la historia de la dinastía alauí. Nosotras solo pudimos entrar al mausoleo y créeme si te digo que pocas cosas en mi vida me han dejado tan maravillada como entrar en este impresionante lugar. La decoración de las paredes, las puertas doradas y la increíble cúpula con mocárabes cortaban la respiración a todo aquel que entraba en el mausoleo. En la planta de abajo se encuentra el sarcófago de Mohamed V, orientado hacia la Meca, y todo ese pequeño espacio transmite solemnidad y respeto. Varios miembros de la Guardia Real custodian el mausoleo y se encargan de que los visitantes mantengan una actitud correcta. La entrada es gratuita y puedo afirmar, con la mayor seguridad del mundo, que esta fue mi visita favorita de Rabat (e incluso diría que de las mejores de todo el país). ¡Recomendadísima! Las primeras fotos se corresponden al exterior del Mausoleo y las siguientes al interior del edificio:

IMG_1461rabat mausoleo marruecos

IMG_1480

IMG_1535

IMG_1512IMG_15066. Medina de Rabat

Muy parecida a la Medina de Fez (aunque esta es mucho más pequeña, obviamente), merece la pena darse un paseo por ella. Nosotras no estuvimos mucho tiempo aquí porque, como ya mencioné antes, al ser el día sagrado para los musulmanes (viernes) todo estaba cerrado y casi no había gente.

7. Kasbah de los Oudayas

Esta ciudad amurallada al borde del mar es un lugar ideal para pasear y perderte por sus calles pintadas de blanco y azul. Al igual que nos sucedió con la Medina, no pudimos disfrutar mucho de la Kasbah porque casi no había ni un alma en sus calles.

IMG_1567

Además de visitar las calles de la Kasbah, no olvides pasarte por la enorme puerta principal de acceso, Bab Oudaya, considerada una joya del arte almohade. Si dispones de más tiempo, una visita super recomendable es el espectacular mirador conocido como “plataforma del semáforo”, desde el cual se obtienen unas vistas espectaculares de la playa de Rabat. Yo me moría de ganas por subir a este mirador, pero el clima otra vez nos jugó una mala pasada y empezó a hacer tanto viento y tanto frío que decidimos prescindir de esa visita. También teníamos pensado bajar a pasear por la playa pero eso tampoco fue posible. Sin duda ya tengo excusa perfecta para volver algún día a Rabat 😀

¡Y esto ha sido todo! Al lado de sus vecinas Meknes o Fez, Rabat no tiene tanta fama pero a nosotras nos gustó muchísimo. De hecho, si tuviera que elegir, preferiría volver a Rabat antes que a Fez, por ejemplo.

Si tienes cualquier duda, estaré encantada de ayudarte en todo lo que pueda.

¡Hasta la próxima! 😀

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

10 Comentarios
  • Lucia
    Publicado a 18:20h, 21 noviembre Responder

    Hola Libertad!
    Muy buen blog! estoy tomando nota de todas tus recomendaciones. Tengo una duda pasaste la noche en Rabat o fuiste por el día? Que recomendarías, alojarse en la medina o en la parte moderna? Nosotros también llegaríamos en tren desde Fez y nuestro próximo destino sería Tanger.
    Muchas gracias!!!
    Lucía

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 03:29h, 22 noviembre Responder

      ¡Hola, Lucía! Yo visité Rabat durante un día, llegamos a la ciudad muy temprano por la mañana y cuando se hizo de noche volvimos a Fez; aunque reconozco que me habría encantado hospedarme allí al menos una noche😁 Yo te recomendaría que te quedaras dentro de la Medina o en los alrededores… Ya sabes que hoteles modernos hay en todas partes del mundo pero no siempre podemos dormir en un riad ubicado dentro de una caótica medina😍 Pásalo muy bien en Marruecos y ya me contarás qué tal en Tanger, que nunca he estado y le tengo muchas ganas😊

  • Ivan
    Publicado a 16:30h, 16 febrero Responder

    Hola chicas,
    Yo he vivido en Rabat y he viajado bastante por Marruecos. Comparto totalmente con vosotras la idea de que es una ciudad nada turística, pero para mi, mucho más auténtica que Fez. Fez está totalmente explotada. Es la única ciudad de Marruecos en la que me he sentido agobiado.
    Cuando alguien me pregunta cuál es la mejor ciudad para visitar en Marruecos, siempre destaco Rabat. En el norte, recomiendo Tanger y por supuesto Asilah, un precioso pueblo de pescadores encalado, que recuerda mucho a lo que habéis visto en la Kasbah des Oudayyas.
    Por cierto, al otro lado del río Bou Regret se encuentra la pequeña ciudad de Sale. Se puede llegar a ella desde Rabat en tranvía, no lleva más de media hora, y merece mucho la pena darse un paseo por sus calles. A pesar de estar tan cerca de la capital, te sientes como si estuvieses visitando un pueblo. Sus calles, su medersa, sus callejones… totalmente diferente a lo que se ve en Rabat.
    Muchos turistas no se atreven a visitar los lugares menos conocidos de Marruecos, véase Rabat, y se decantan más por las súper-explotadas Fez o Marrakech. Claro que estas ciudad tienen mucho que visitar, pero para mi están perdiendo el encanto, ya que los habitantes de esas ciudades aprovechan para ”atacar” al turista e intentar venderle todo lo que pueden. Los precios son elevadísimos, e incluso es difícil negociar el precio de un taxi sin acabar discutiendo (aunque eso ha ido cambiando tras forzar a los conductores a instalar taxímetros).
    Animo a todos los españoles a que visiten la ciudad de Rabat (y de paso una escapada por Salé) para descubrir un Marruecos, quizás menos exótico, pero sí mucho más acogedor y auténtico.
    Un saludo,
    Iván

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 22:15h, 16 febrero Responder

      ¡No sabes cuánto te agradezco tus palabras, Iván! Ojalá mucha gente empiece a querer descubrir otras ciudades de Marruecos no tan conocidas pero igual de preciosas, como es el caso de Rabat. A mí me cautivó y sé que volveré algún día para dedicarle más tiempo, porque me supo a poco. Y por supuesto, aprovecharé para conocer también Salé, que seguro que merece mucho la pena. ¡Mil gracias! Un abrazo.

  • Natalia (Volare Viajando)
    Publicado a 18:04h, 07 marzo Responder

    Genial resumen guapa!!
    En dos días volamos a Rabat, y conocemos a una chica de allí que nos ha recomendado sitios también, qué ganas de volver a Marruecos 🙂

    Un besote!

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 20:46h, 07 marzo Responder

      ¡Muchas gracias, Natalia! Rabat me encantó pero solo pudimos estar un día😓 Seguro que volveremos porque Jonás solo ha estado en Marrakech y en el desierto, y tenemos que regresar para seguir conociendo juntos el país. ¡Disfruten muchisisisísimo del viaje!😘

  • Gloria
    Publicado a 19:30h, 17 agosto Responder

    Hola, cómo estas?
    Una pregunta, cuánto tiempo se necesitar para visitar los siguientes lugares turísticos sin correr pero sin quedarse mucho tiempo. Tengo un día para rabat, quizás medio, así que necesito saber qué alcanzo a conocer.

    Torre de Hassan y Mausoleo
    Kasbah oudaya
    Necrópolis de Chellah

    Segundo, entre la necrópolis de Chellah y la Kasbah cual es más recomendada si tengo sólo medio día? teniendo en cuenta que voy también a Fez y Marrakech

    Muchas gracias, muy útil tu blog y lindas fotografías.

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 19:38h, 17 agosto Responder

      ¡Hola, Gloria! Rabat te da tiempo de verlo en un día entero, en solo medio día quizás tengas que elegir qué quieres ver y qué tienes que descartar. De esos tres lugares que has mencionado, yo intentaría ver la Torre de Hassan y Mausoleo y la Kasbah, ya que aunque conocerás otras en Fez y Marrakech, la de Rabat da hacia la playa y las vistas son preciosas😍 Ojalá te de tiempo también de ver la Chellah porque es un lugar muy curioso😊 Quizás si te mueves por la ciudad en taxi (son baratos) te dé tiempito de verlo todo, aunque solo pases medio día en la ciudad. Un abrazo y disfruta mucho de Marruecos❤️🇲🇦

  • Luis Torres
    Publicado a 13:51h, 14 diciembre Responder

    Hola buenas tardes queria pedir una recomendación… el proximo año me iré a marruecos a rotar por 1 hospital entre las opciones que tengo son Rabat y Fez qusiera preguntarles cual de estas ciudades me recomendan para vivir por 1 mes ya que posiblemente tenga libre todos los días a partir de la 1 pm y fines de semana libres para turistear (conocer ciudades y desierto), y la verdad que no se cual elegir he leido que en Rabat existen muy pocas cosas para turistear y en cuanto a Fez me dicen que hay muchas cosas pero que en 3 dias ya es suficiente a parte de que tengo entendido que la inseguridad es un poco mayor y peor la calidad de vida…. en pocas palabras quisiera saber cual de estas dos ciudades es mejor para salir y realizar actividades en mis tiempos libres en el día y turisticas los fines de semana, en cual de estas dos existe una mejor calidad de vida ya que tengo la idea de que si me voy a Fez posiblemente me toque una host family en el cual el sitio donde me toque no esté en las mejores condiciones, la verdad no estoy seguro de esto ya que en internet la.mayoria de la información se centra unicamente en su Medina y hablan poco de como se vive en Fez…… total espero me puedan ayudar.

    Muchas gracias!

    • Libertad
      Libertad
      Publicado a 18:30h, 14 diciembre Responder

      ¡Hola, Luis! Qué suerte tienes de poder vivir una temporada en Marruecos, seguro que será una experiencia muy enriquecedora😊 A ver, nosotros en Marruecos siempre hemos estado como turistas, así que es un poco difícil aconsejarte porque lo que tú quieres saber es qué ciudad, Fez o Rabat, sería mejor para vivir allí un tiempo. Yo creo que como lugar turístico, quizá Fez es mejor, por su cercanía al desierto y a otros lugares de interés que quedan muy a mano (como Meknes o Moulay Idriss). Fuera de la Medina de Fez está el barrio nuevo de la ciudad, la Ville Nouvelle, y es totalmente diferente a la Medina, ya que el estilo de vida allí es mucho más moderno. Quizás esa familia con la que te hospedes viva ahí, no necesariamente tienen que residir dentro de la Medina. De todas maneras en Marruecos no hay inseguridad, y menos para el turista, al menos a mí nunca me ha dado esa impresión, ni siquiera estando sola y perdida dentro de la Medina.
      En definitiva, si yo estuviera en tu lugar, creo que me decantaría por Fez, porque hay más lugares cerca interesantes que ver y porque en una misma ciudad tienes modernidad y tradición, y eso haría que tu experiencia viviendo en el país fuera aún más auténtica.
      Rabat es una ciudad preciosa también, pero exceptuando algunos puntos concretos, es mucho más moderna que Fez y no hay tantísimo que ver.
      Pero estoy segura de que elijas la que elijas será una vivencia que recordarás siempre. ¡Un saludo!

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove