Ruta de 3 días en París: qué ver y qué hacer en la Ciudad de la Luz

¿Tienes 3 días libres y te apetece hacer una escapadita, pero estás indeciso a la hora de elegir destino?

Ya lo sabían bien en la película Casablanca, con esa frase tan mítica de “Siempre nos quedará París”. Y es que la capital de Francia es una estupenda opción para una escapada (romántica… o no) en la que dejarte envolver por el ambiente parisino y el espíritu de la vie en rose.

Este post lo hemos escrito basándonos en la experiencia de nuestros dos viajes a París. El más reciente fue en agosto de 2017 y en esa ocasión viajé yo sola (Libertad) acompañada de mi hermano. La primera ocasión que visitamos la capital de Francia fue allá por el 2012, en un viaje que hicimos Jonás y yo juntos. En este post he decidido incluir fotos de ambos viajes, así que pueden notar diferencias físicas importantes entre algunas fotos jajaja

Cuánto tiempo para ver París

Sí solo quieres conocer la ciudad, lo ideal sería disponer de 3 días completos. Así podrás conocerla bastante a fondo, pero sin prisas, saboreando cada momento y dejando a un lado los agobios (que todos sabemos que son el enemigo número uno del viajero). No obstante, si eres que los que cuando viaje no quiere parar quieto ni un segundo, quizás podrías hacer esta misma ruta en 2 días completos (eso sí, tendrías que ir a un ritmo bastante rápido).

En cambio, si puedes disponer de algún día más, nosotros te recomendaríamos dedicar un día entero (o medio, eso ya depende del tiempo que quieras pasar allí) a conocer el Palacio de Versalles y otro a conocer Disneyland París.

En nuestro caso, en este segundo viaje a París que hice yo sola preferí quedarme los 3 días en París. No obstante, cuando visitamos por primera vez la ciudad juntos hace años, pudimos gozar de un día extra. En aquella ocasión, en lugar de dedicarlo a Versalles, que habría sido la decisión más lógica tratándose de dos adultos, preferimos pasarlo en Disney, porque yo no una niña grande y no me podía ir de París sin visitar Disney jajaja

En resumidas cuentas: si solo quieres conocer la capital, 3 días es lo idea. Si quieres conocer un poquito más, 5 días sería perfecto. Aunque siendo Francia un país tan precioso, podría pasarte un mes entero en París y que todavía te quedaran rincones por conocer, tanto de la ciudades como de los alrededores 🙂

parís francia catedral notre dame

Presupuesto para viaje de 3 días a París

El tema del presupuesto es algo suuuper importante a la hora de planear un viaje.

¿Es caro París? Lamentablemente… sí. Bastante más que nuestra ciudad (Barcelona) pero menos que Londres, por poner un ejemplo.

En este último viaje a París (julio de 2017) intenté ir en plan low cost pero sin pasar penurias, que es como nosotros estamos acostumbrados a viajar.

¿Cuánto dinero me gasté yo durante los 3 días que pasé en París? Aproximadamente, unos 30-40€ al día. Esto en lo que se refiere a los gastos diarios (transporte, comidas, visitas…). Esa cantidad no incluye ni el precio del vuelo, ni del alojamiento ni de los desayunos (ya que desayuné siempre en el hotel porque estaba incluido en el precio).

Al igual que en muchas ciudades de Europa, existe la posibilidad de adquirir una tarjeta turística que te permite ahorrar un buen dinerillo a la hora de visitar las atracciones más famosas de la ciudad. En el caso de París, esta tarjeta se llama Paris Pass, y en función de los días que vayas a pasar en la ciudad, puedes comprar el pase de 2,3,4 ó 6 días y esta tarjeta te incluye la entrada a más de 60 atracciones de París, así como viajes ilimitados en metro, autobuses y RER.

En mi caso yo no decidí adquirirla en esta ocasión por dos motivos: primero, porque tenía pensado caminar mucho y no utilizar demasiado el transporte; y segundo, porque tampoco me apetecía estar visitando mil y un lugares (tipo museos y así).

Además, si eres  ciudadano europeo menor de 26 años, en la mayoría de atracciones de París entras completamente gratis. Por eso, dependiendo de las condiciones de tu viaje, debes calcular si te sale a cuenta adquirir ese tarjeta o no.

En lo que se refiere al alojamiento, la verdad es que tenía un recuerdo de que dormir en París era extremadamente caro, pero en esta ocasión me di cuenta de que no era para tanto. Por 2 noches en una habitación doble privada con aseo privado (baño compartido) y desayuno incluido pagamos 162€. No me pareció un precio excesivo, ya que el hotel está ubicado al ladito de la Catedral de Notre Dame (y además, lo contratamos con poquísimo tiempo de antelación).

Cómo moverte por París

Para empezar aclarar que nuestro transporte favorito siempre que viajamos (y siempre que las condiciones lo permitan) son nuestras propias piernitas. Creemos que la esencia de un lugar se percibe mucho mejor si lo recorres a pie, descubriendo cada callejuela con calma y sin prisas.

No obstante, cuando hablamos de distancia demasiado largas, sí que recurrimos al transporte público (que hacer ejercicio así tan gratuitamente… no).

Si decides no comprar la París Pass, entonces lo recomendable sería adquirir un pase de transporte que te permitar usar el transporte público de París sin gastarte un dineral. Mucha gente escoge el Paris Visite, que permite usar todos los transportes de forma ilimitada. En este enlace puedes consultar precios y demás información útil sobre este pase.

Y me decanté en esta ocasión por el pase T+, que no es otra cosa que un “taco” de 10 billetes de metro (aunque también puedes usarlo en autobus, tranvía y RER) que cuesta 14,10 y es multipersonal. En nuestro caso, durante los 3 días que pasamos en París, usamos en transporte pública tan poco que solo llegamos a comprar un T+ para los dos.

TIP: si tienes menos de 26 años y tu visita a París cae en fin de semana o en festivo, en las mismas máquinas del metro puedes adquirir el Ticket Jeune, el cual por poco más de 3€ te permite usar el transporte de forma ilimitada durante un día completo (sábado, domingo o festivo).

parís francia

Qué ver y qué hacer en París en 3 días

 A continuación te muestro la ruta que yo seguí para recorrer la bonita París durante 3 días. Si quieres echar un vistazo al mapa para hacerte a una idea de cómo están distribuidos por la ciudad los puntos de interés, puedes pinchar aquí y echar un vistacillo al mapa que yo me hice mientras planificaba el viaje (los lugares marcados en rojo forman parte de la ruta del primer día, en lila los del segundo día y en azul los del tercero).

PARÍS: DÍA 1

Como no podía ser de otra manera, empezamos la ruta en la preciosa Dama de Hierro, el símbolo por excelencia de París y de toda Francia en general. Poco más que decir de la Torre Eiffel, una escultura tan mundialmente conocida que, pese estar construida únicamente de hierro (¿existe un material más feo que ese?) lo cierto es que no puede resultar más atractiva para visitantes y locales.

Por supuesto, puedes disfrutar de ella admirándola desde la cercanía (en sus alrededores hay parquecitos y zonas de césped donde poder sentarte a contemplarla mientras te comes un helado o una crep) o subiendo hasta la cima. Esto último yo no lo he hecho nunca porque no me llama nada la atención. Además de una entrada cara y de un tiempo en cola considerable, creo que subir a la torre Eiffel no tiene mayor atractivo, puesto que desde lo alto las vistas de la ciudad no merecen tanto la pena (al fin al cabo, lo bonito de observar París desde las alturas es ver a la Torre Eiffel integrada en la silueta de la ciudad y si estás subida a ella, esto es imposible). Pero bueno, para gusto colores, ¿verdad?

Otro lugar desde el que obtener unas vistas increíbles de la ciudad es la plaza de Trocadero. De día o de noche, con gente o sin ella (algo un poco difícil de conseguir) dicen que es en este punto desde donde se obtiene la mejor panorámica de la Torre Eiffel. Nosotros damos fe 🙂

parís francia torre eiffel parís francia torre eiffel viajeros

La siguiente parada es el Arco del Triunfo, posiblemente el arco de triunfo más célebre del mundo. Construido por Napoleón Bonaparte para celebrar una de sus múltiple victorias en la campo de batalla y a día de hoy es otro de los grandes iconos de París. En la base del Aarco se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido, cuya llama siempre encendida recuerda a todos los franceses que murieron luchando en la Primera Guerra Mundial y que nunca fueron identificados.

Si lo deseas puedes subir a lo alto y contemplar las bonitas vistas (previo pago de la entrada – europeos menores de 26 años entran gratis).

parís francia arco del triunfo

Justo desde la plaza l’Etoile, al lado del Arco del Triunfo parte la arteria más bonita de la ciudad, la avenida de los Campos Elíseos. Casi dos kilómetros de opulentos edificios y lujosas tiendas y restaurantes.

Si llegas paseando hasta el final de los Campos Elíseos, llegarás a la preciosa Plaza de la Concordia, la segunda plaza más grande de todo el país. En el centro de ella destaca el grandioso obelisco egipcio de más de 3000 años de antigüedad.  Debido a la ubicación de esta plaza, puedes visitarla en este primer día, aunque también en el segundo, ya que se encuentra situado en la mitad de los dos itinerarios que hemos diseñado.

parís francia plaza concordia

Muy cerca de la Plaza de la Concordia se encuentra uno de mis lugares favoritos de la ciudad, el puente Alejandro III. Es todo un placer pasear por él observando su magnífica arquitectura, y si es mientras comienza a atardecer, mejor. ¡Todo un momentazo! Muchos locales suelen bajar hasta el nivel de río Sena, y pasan las ultimas horas de la tarde a orillas de él, charlando y tomando algo.

Nuevamente, no muy lejos del puente, se sitúa el increíble del Palacio Nacional de los Inválidos, un complejo arquitectónico que en su momento sirvió como residencia para los soldados franceses retirados del servicio. Yo siempre que lo he visitado ha sido únicamente desde el exterior pero si has adquirido la Paris Pass, la entrada está incluida.

parís francia crep

Por último, como última visita para este primer día en la ciudad, puedes aprovechar para visitar las Catacumbas de París, una red de túneles que desde finales de siglo XVIII sirve alberga los restos de más de 6 millones de personas, quienes originariamente se encontraban enterradas en cementerios de la ciudad pero cuyos cadáveres y huesos fueron trasladados a este lugar con el objetivo de evitar la propagación de enfermedades.

De esta atracción tan interesante como estremecedora no te podemos mostrar ninguna foto ya que en nuestros dos viajes a París quisimos conocerla y en ambas ocasiones, por un motivo u otro, fracasamos en nuestro intento. Pero se trata de una visita super recomendable por salirse de lo habitual. Para ahorrarte colas kilométricas de horas, compra las entradas previamente por internet.

parís francia torre eiffel mujeres viajeras

PARÍS: DÍA 2

Empezamos este segundo día en París en el que es para nosotros el barrio más bonito de la ciudad: Montmartre. Lo ideal (y lo que nosotros te recomendamos) es pasar en él toda la mañana recorriéndolo con calma y dejándote cautivar por ese aire tan bohemio que tiene. Por cierto, el olor tan intenso a crep recién hecha que inunda cada callejuela de este barrio te incita a acabar comiéndote un par, mínimo (y el que avisa, no es traidor…).

De Montmartre no te puedes perder la conocidísima Basílica del Sagrado Corazón (las vistas de París desde la explanada en la que se ubica el templo son alucinantes), el Moulin Rouge y el célebre Muro del Amor, ubicado en la plaza Jehan-Rictus. Y si quieres un recuerdo especial de tu viaje  París, no dejes de hacerte un retrato en la famosa Plaza de los Pintores de Montmartre.

parís francia montmartre

parís francia montmartre

Una vez te hayas cansado de pasear por nuestro barrio parisino favorito, es hora de tomar el transporte público (ya que se trata de un distancia considerable) y dirigirte a conocer el Jardín de las Tullerías, uno de lo pulmones verdes más impresionantes de la capital. En nuestro caso, no sé que tipo de magia ejerce sobre nosotros este lugar pero realmente disfrutamos mucho recorrerlo de arriba a abajo, sentarnos en una de esas sillitas de metal verdes distribuidas en torno a la gran fuente, y simplemente quedarnos un rato a observar el devenir de los parisinos.

parís francia jardín tullerías

A pocos pasos de las Tullerías se encuentran las siguientes y ya últimas paradas de este segundo día de ruta. En primer lugar encontramos el Palacio Real de París, con sus bonitos jardines y su extenso patio decorado por columnas blancas y negras (muy deseado por los turistas para fotos más postureosas jajaja).

parís francia palacio real

Seguidamente encontramos otro de esos lugares que no necesitan explicación: el Museo del Louvre. Probablemente uno de los mejores museos del mundo y, sin duda, uno de los más conocidos. Si visitas su interior, puedes admirar piezas de arte tan sublimes como La Gioconda o la Venus de Milo, entre muchísimas otras. Si por el contrario, eres de los que se aburren un poco visitando museos, el exterior del museo y sus singulares pirámides de cristal hacen las delicias (y las fotos) de todos los turistas.

parís francia museo louvre

Por último, a escasa distancia del Louvre se encuentra el que fue hasta hace muy poquito el puente por excelencia de los enamorados, el Pont des Arts. Este puente se hizo muy famoso por llegar a albergar miles de candados que enamorados de todo el mundo dejaban enganchados a ambos lados del puente. La cantidad de candados fue tal que la estructura metálica de la pasarela del puente se resintió y hace unos pocos años se desprendió una parte de ella, por lo que la alcaldía de la ciudad decidió que era momento de retirarlos. Desde entonces, ya no queda ningún candado en Ponts de Arts pero aún así sigue siendo un lugar muy bonito.

Según tengo entendido, se han subastado esos candados que se retiraron con el objetivo de recaudar dinero que destinar a causas benéficas. ¿Eres de los que está a favor o en contra de esa moda de los candados? Nosotros confesamos que la primera vez que visitamos París dejamos nuestro candadito (foto) pero nos guardamos la llave, nada de tirarla al río. Ahora que han pasado los años no creemos que sea una costumbre tan bonita como nos parecía en su momento aunque es lógico que a muchos enamorados les parezca super romántico hacerlo…

PARÍS: DÍA 3

Nuestra estancia en la Ciudad del Amor va llegando a su fin pero aún nos quedan 24 horas por delante para disfrutar de París.

Nuestra primera parada en este día no puede ser otra que la Catedral del Notre Dame, posiblemente uno de los templos católicos más famosos del mundo gracias a un personaje de Disney llamado Quasimodo. ¿Te suena?

Visitar el interior del templo es completamente gratis (procura llevar tapados los hombros, a mi casi no me dejan entrar por eso) pero si quieres acceder a una de las torres, debes pagar entrada. Sin duda, desde allá arriba, se obtienen unas de las mejores vistas de todo París. Además, ¿en qué lugar del mundo puedes contemplar semejante belleza y encima acompañado de unas gárgolas tan famosas como son las de Notre Dame? 😉

TIP: para ahorrarte las largas colas, procura llevar la entrada comprada por internet o una vez allí, acude a la Catedral a las 9 de la mañana. A esa hora se activan las máquinas expendedoras que están en la entrada (por un lateral del edificio) y puedes escoger turno de visita. Una hora más tarde, a las 10 de la mañana abren las puertas y comienzan a dejar entrar a los turistas. Dependiendo del turno que hayas cogido, entrarás a una hora u otra. Nosotros fuimos los primeros elegir turno a las 9 de la mañana y a las 10 ya nos tocaba entrar, así que no hicimos nadita de cola.

parís francia catedral notre dame mujeres viajeras parís francia catedral notre dame parís francia catedral notre dame

Una vez haya concluido tu visita, puedes ir a pie al Panteón de París y a los Jardines de Luxemburgo, ya que ambos lugares se ubican muy cerca el uno del otro. El Panteón es increíble, no tiene nada que envidiar al de Roma, y aunque yo en esta ocasión no lo visité, es muy recomendable pasar a conocerlo. Por su parte, los Jardines de Luxemburgo son una belleza que merecen mucho la pena (yo me habría quedado a pasar toda la tarde allí si hubiera podido).

parís francia jardines luxemburgo

A cierta distancia de estos dos lugares se encuentra la Torre Montparnasse,  el primer edificio de oficinas que se construyó en el centro de la ciudad. En su momento, su edificación causó una enorme controversia, ya que los parisinos opinaban que desentonaba con el entorno clásico en el que se ubicaba. En la actualidad, este rascacielos ofrece la que dice ser la mejor panorámica de todo París, aunque nosotros preferimos no comprobarlo porque nos dolía pagar el precio que vale la entrada. Pero si merecen tanto la pena como dicen… quizás deberías comprobarlo 😀

A continuación es momento de volver a coger el transporte público para llegar a Les Marais. Este coqueto barrio parisino cuenta con la plaza más antigua de todo París, Place des Vosges, un pequeño rincón en el que destacan el jardín repleto de tilos, varias fuentes y los simétricos pabellones de ladrillo rojo. Un lugar ideal para un picnic o simplemente para sentarte a reponer fuerzas.

parís francia

De plaza en plaza y tiro porque me toca, nuestra siguiente parada en la Plaza de la Bastilla, todo un símbolo de la Revolución Francesa. Esta plaza, si bien en la actualidad no nos pareció que sea demasiado bonita o atractiva, es cierto que posee mucha historia a sus espaldas. Por ejemplo, en el centro de ella se instaló un guillotina, en la cual se ejecutó a unas 73 personas. Escalofriante, ¿verdad? :S

La parada final de nuestros días en París es un lugar que no suele ser muy conocido por los turistas pero que nosotros creíamos que podía gustarnos mucho. Se trata de la calle Rue Crémieux, una pequeñita calle en la que destacan sus casitas pintadas de colores. Sin embargo, una vez llegamos allí, nos dimos cuenta de que, una vez más, los filtros de Instagram a veces causan estragos, y lo que esperábamos que fuera una callejuela con coloridas casitas, en realidad es una callejuela con casitas DES-coloridas en las que residen vecinos que odian ver a turistas delante de sus casas sacando fotos.

parís francia rue cremieux colorido mujeres viajeras

Así que bueno, después de mucho dudar de si incluir este lugar en el blog, finalmente lo hemos hecho porque, pese a todo, fue un lugar que nos gustó, aunque no se corresponda en absoluto con lo que habíamos visto en internet. Por favor, si decides pasarte a visitar esta calle, respeta a las personas que viven en esas casas e intenta nos armar escándalo.

¡Y esta ha sido nuestra ruta de 3 días por París! Esperamos que te sirva de ayuda y te deseamos un buen viaje a la capital de Francia.

¡Au Revoir!❤

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 VIAJA CON LIBERTAD
Libertad
Libertad
viajaconlibertad@hotmail.com

Somos Jonás y Libertad, unos locos por los viajes que un día sintieron la necesidad de contar al mundo sus aventuras. Cuando no estamos viajando, lo más probable es que estemos planeando la siguiente escapada. Si eres de los que les gusta soñar despierto con recorrer mil y un lugares, ¡este es tu sitio!

2 Comentarios

Publicar un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove